Cinco años de cárcel por agredir a su pareja cuando quería romper con él

El acusado cogió un vaso y, sin mediar palabra, lo golpeó, de forma que se rompió, y le produjo a ella un corte en el antebrazo

Una mujer porta un cartel contra la violencia machista

Una mujer porta un cartel contra la violencia machistaEFE

Tiempo de lectura: 2'Actualizado 13:01

Una juez de Almería ha condenado a penas que suman cinco años de prisión a un hombre que provocó un corte con un vaso a su pareja cuando esta le dijo que quería cortar con él y golpeó a otro varón que acudió en ayuda de la mujer.

La sentencia, a la que ha tenido acceso Efe, declara probado que el acusado M.D. mantuvo una relación de "carácter afectivo y sentimental" con la víctima.

Sobre las 23:45 horas del pasado 26 de septiembre ambos se encontraban en una cafetería de El Ejido (Almería), iniciándose una discusión entre la pareja porque la mujer quería cortar la relación.

Tras esto, el acusado cogió un vaso que había en la mesa en la que se encontraban sentados y, sin mediar palabra, lo golpeó de forma que este se rompió.

El acusado sufrió un corte en el brazo y con ánimo de "menoscabar la integridad física de la perjudicada" le produjo otro corte el antebrazo.

Acto seguido, salieron de la cafetería y la discusión continuó en la calle, donde el ahora condenado empujó y zarandeó a su pareja.

La mujer solicitó auxilio y acudió en su ayuda un hombre que, según ha subrayado la juez, no la conocía de nada.

Este último llegó a golpearse contra una farola a consecuencia de los golpes del acusado.

La juez indica que durante la vista el acusado negó los hechos afirmando que cuando salieron del local, la víctima se fue en un coche y regresó con unos chicos y que fueron estos cuatro quienes le pegaron una paliza.

Sin embargo, para la juez, se evidencian "las contradicciones" de su declaración respecto a las de la mujer y la del hombre que la auxilió.

"Declaraciones que se mostraron serias, firmes y congruentes con los hechos denunciados", ha precisado.

Por estos hechos, M.D. ha sido condenado a tres años de prisión por un delito de lesiones, por el que también se le impide aproximarse a menos de 200 metros a la víctima durante cuatro años.

No obstante, según la fuente, cuando se cumplan dos tercios de la pena impuesta, el condenado será expulsado del territorio nacional sin poder regresar al país en diez años.

Asimismo, ha sido condenado a dos años de prisión más por un segundo delito de lesiones, con el mismo acuerdo de expulsión de España que en el caso anterior.

Además se le impone el pago de una indemnización de 250 euros a la víctima y de 1.600 euros al varón que la ayudó cuando era agredida

Lo más