AUTISMO ACOSO

Asociaciones condenan actitud de docentes denunciada por madre niña autista

La Confederación Autismo España, la Federación Autismo Andalucía y la Asociación Autismo Sevilla han condenado las supuestas malas prácticas descritas por la familia de una menor con trastorno del espectro del autismo (TEA) por parte del profesorado del Aula Específica de Autismo del CEIP Cervantes de Dos Hermanas (Sevilla).,En un comunicado remitido este sábado a Efe, estas entidades han lamentado que las grabaciones y actuaciones que han transcendido son de una enorme g

Agencia EFE

Tiempo de lectura: 2'Actualizado 16:16

La Confederación Autismo España, la Federación Autismo Andalucía y la Asociación Autismo Sevilla han condenado las supuestas malas prácticas descritas por la familia de una menor con trastorno del espectro del autismo (TEA) por parte del profesorado del Aula Específica de Autismo del CEIP Cervantes de Dos Hermanas (Sevilla).

En un comunicado remitido este sábado a Efe, estas entidades han lamentado que las grabaciones y actuaciones que han transcendido son de una enorme gravedad y suponen un tratamiento vejatorio hacia la menor, atentan contra su dignidad y suponen un evidente riesgo para su bienestar emocional y para su adecuada participación en el entorno educativo.

Ante esta situación es preciso no sólo actuar, sino también prevenir, sobre cualquier situación de abuso, acoso, maltrato o práctica negligente dentro de las instituciones educativas, puesto que la existencia de dichas situaciones provoca unas consecuencias de gran impacto y duración para la persona con TEA y su familia, colectivo ya de por sí vulnerable a causa de las características inherentes al diagnóstico, garantizando con ello la protección efectiva de sus derechos y su calidad de vida., aseguran.

Para estas entidades, son muchas las evidencias de que cualquier pauta educativa basada en el castigo no tiene lugar en la educación actual, más si cabe en el caso del alumnado con TEA, donde la motivación a través de sus intereses, el refuerzo positivo, la apuesta constante por sus fortalezas (y no de sus debilidades) y el enfoque positivo hacia los problemas de comportamiento son el único camino para la inclusión y el desarrollo académico.

Han recordado que las características específicas de las personas con TEA (dificultades sociales y de comunicación, entre otras), conllevan limitaciones a la hora de verbalizar vivencias o compartir sus emociones lo que coloca al colectivo en una situación de enorme vulnerabilidad ante situaciones de acoso o maltrato.

Por eso, entienden que el reto de una educación de calidad del alumnado pasa por la participación de profesionales con formación especializada en TEA que potencia sus habilidades y favorezca su desarrollo; todo ello en el marco de una ética y valores en la institución educativa que contemple el respeto al alumnado con necesidades especiales, la colaboración cercana con la familia y la respuesta integral por parte del centro frente a posibles situaciones de abuso y acoso.

Lo más