SUPREMO HIPOTECAS

El Supremo retomará esta tarde el pleno sobre el impuesto de hipotecas

El pleno de la Sala de lo Contencioso Administrativo del Tribunal Supremo (TS) reanudará esta tarde, tras la pausa del almuerzo, la deliberación sobre la reciente doctrina, dictada el pasado octubre, en la que atribuía a la banca, y no al cliente, el pago del impuesto de Actos Jurídicos Documentados (AJD) en la firma de una hipoteca.,Según han informado fuentes jurídicas, se espera que a las 16:30 horas se reanude este encuentro, en el que participan 28 de los 31 magistrado

Agencia EFE

Tiempo de lectura: 1' Actualizado 14:58

El pleno de la Sala de lo Contencioso Administrativo del Tribunal Supremo (TS) reanudará esta tarde, tras la pausa del almuerzo, la deliberación sobre la reciente doctrina, dictada el pasado octubre, en la que atribuía a la banca, y no al cliente, el pago del impuesto de Actos Jurídicos Documentados (AJD) en la firma de una hipoteca.

Según han informado fuentes jurídicas, se espera que a las 16:30 horas se reanude este encuentro, en el que participan 28 de los 31 magistrados que componen la sala y del que uno de los jueces se ha ausentado por encontrarse de viaje, otro por presidir la Junta Electoral Central y un tercero, tras alegar motivos personales.

Las mismas fuentes han explicado que el pleno podría prolongarse todo el día, e incluso su resultado podría conocerse mañana.

El objeto de la reunión, convocada por el presidente de la sala, Luis Díez Picazo, tan sólo un día después de conocerse que son los bancos los que deben hacerse cargo del impuesto no es corregir dicha doctrina, sino revisar, matizar y analizar sus consecuencias y su alcance.

Es decir, si efectivamente han de ser las entidades las que paguen el impuesto de actos jurídicos documentados (AJD) de las hipotecas, y desde cuándo.

Y es que, dado que el impuesto prescribe a los cuatro años, podrían reclamar todos aquellos que hayan suscrito un préstamo hipotecario en ese plazo.

La agencia de medición de riesgos Moody's cree que lo más probable es que la banca acabe pagando sólo a partir de ahora el impuesto por la firma de hipotecas, pero en caso de que la retroactividad se ampliara hasta cuatro años, la factura ascendería a 2.300 millones de euros.

Lo más