COPE

El minado de criptomonedas, un serio problema ecológico

El alto valor financiero de algunas criptomonedas como Bitcoin o Ethereum ha generado un alto interés por su 'minado'. ¿Qué impacto tiene esto para el ecosistema?

El minado de criptomonedas, un serio problema ecológico

Javier Tomás

Tiempo de lectura: 3'Actualizado 19:39

Conforme crece la adopción de criptomoneda, su interés mediático y financiero, las necesidades de 'minado' para formalizar las transacciones aumenta. Muchos son los problemas que tiene un mercado tan volátil y emergente variables como este, pero el principal problema con el que se han encontrado estos mercados es el alto valor coste energético que supone el minado de bloques.

Cuando se habla de "alto valor" muy poca gente es capaz de hacerse a la idea del verdadero coste de todo esto. El minado de criptomonedas como Bitcoin o Ethereum tiene un consumo similar al de países enteros, sin ir más lejos, un estudio científico realizado en el año 2020 en la Universidad de Cambridge, demostró que todo el proceso de la cadena de minado de Bitcoin consume la misma energía que todo el país de Argentina. El alto coste energético del minado de Bitcoin es tal vez el principal problema para que el ecosistema sea escalable y su adopción pueda ser masiva.

¿Qué es el famoso blockchain?

Las cadenas de bloques son sistemas descentralizados, pero no por ello descontrolados. Al ser un sistema descentralizado, implica que no hay una autoridad que la gestione o controle, aunque tal y como se explica aquí, no por ello es un sistema descontrolado. Al no haber una autoridad, son todos los usuarios los que acuerdan no "engañar" al sistema. A esto se le denomina mecanismo de consenso. Algunos ejemplos de mecanismos de consenso son Proof of Work y Proof of Stake.

Las cadenas de bloques son sistemas descentralizados, pero no por ello descontrolados. Al ser un sistema descentralizado, implica que no hay una autoridad que la gestione o controle, aunque tal y como se explica aquí, no por ello es un sistema descontrolado. Al no haber una autoridad, son todos los usuarios los que acuerdan no "engañar" al sistema. A esto se le denomina mecanismo de consenso. Algunos ejemplos de mecanismos de consenso son Proof of Work(Bitcoin) y Proof of Stake(Ethereum).

Proof of Work es el algoritmo de consenso que utilizan las principales criptomonedas. Las transacciones Bitcoin se confirman en bloques. Para crear un bloque, los mineros compiten para resolver un acertijo criptográfico mediante prueba y error haciendo millones de intentos (de ahí el alto coste computacional). El minero que resuelve el acertijo gana el derecho a poner el siguiente bloque en la cadena, y recibe como recompensa unos bitcoins recién minados. Un 51% de los nodos validan que la solución aportada por el minero es correcta (consenso).

¿Cómo se hace el minado?

Actualmente el minado de Bitcoin se hace fundamentalmente con ASIC. El significado de estas siglas es "Circuito Integrado para Aplicaciones Específicas", en pocas palabras, se trata de un potente hardware que dispara el coste energético. Este hardware fue desarrollado para minar Bitcoin por la empresa china Avalon (actualmente Canaan) en el año 2012.

Todos estos sistemas tienen características únicas en función de la criptomoneda que va a minar. Además hay un conjunto muy amplio de empresas que siguiendo los pasos de Canaan también utilizan ASIC como método de minería.

Los mineros ASIC también tienen problemas, muchas empresas se aprovecharon del alto costo de estos equipos para estafar a usuarios. Este tipo de estafas embaucaban al usuario interesado y vendían productos falsos y sin utilidad a precios irrisorios.

ctv-jy4-whatsapp-image-2021-07-09-at-230054



Un debate económico y ecológico

El alto coste de la minería ha llevado a los usuarios a minar en lugares geográficos estratégicos, generalmente son países con bajas temperaturas, energía barata y, sobre todo, países que cuentan con mucha energía renovable.

Los principales países con plantas de minado son Canadá, Rusia, China, Georgia, Islanda e Irán. La mayoría de ellos comparten patrones comunes con las situaciones geográficas y económicas señaladas.

La principal traba que está teniendo el Bitcoin y otras criptomonedas para lanzarse al mercado, es el rechazo de una gran mayoría de países por el alto gasto energético que generan. Muchas potencias Europeas han mostrado su rechazo e incluso han ilegalizado el minado de estas dentro de sus fronteras.

Una de los últimos problemas a los que ha enfrentado Bitcoin es que China ha restringido el minado dentro de sus fronteras, un país que aglutinaba el 65% de la minería mundial. Esta decisión provocó caídas en el precio del Bitcoin y el mayor tiempo de minado de bloque desde 2011. El gobierno chino ha prohibido la actividad a más de un 90% de los mineros del país. Pese a esto, muchos expertos han pronosticado que esto es positivo pues habrá una mayor actividad y participación dentro de una minería menos reprimida. Otros sostienen que esta decisión reducirá las emisiones originadas por el minado, puesto que la energía utilizada en China procedía fundamentalmente del carbón.



Etiquetas

Radio en directo COPE
  • item no encontrado

En directo