Más de 2.000 personas apoyan a los trabajadores de La Naval tras conocerse que Van Oord no construirá la draga

Más de 2.000 personas apoyan a los trabajadores de La Naval tras conocerse que Van Oord no construirá la draga

Europa Press

Tiempo de lectura: 5' Actualizado 19:51

El comité no reconoce otros inversores "principales y mayoritarios" que los Gobiernos Vasco y central, a los que pide "miras de Estado"

Más de 2.000 personas han apoyado este jueves en Barakaldo a los trabajadores de La Naval, tras hacerse pública la decisión del armador holandés Van Oord de no terminar la construcción de la draga "Vox Alexia" en el astillero vizcaíno, lo que complica la tarea de búsqueda de inversores que garanticen su futura viabilidad.

Los trabajadores, que han encabezado la marcha que ha recorrido las calles de localidad vizcaína en manifestación, han vuelto a exigir la implicación de los Gobiernos central y vasco para que el astillero "no desaparezca". El comité de empresa ha advertido que no reconoce otros inversores "principales y mayoritarios" que los Gobiernos Vasco y central, a los que ha pedido "miras de Estado" para "responder a la situación"

Representantes políticos y sindicales se han sumado a la protesta, entre ellos la alcaldesa de la localidad fabril, Amaia del Campo (PNV), una de delegación del PSE encabezada por su portavoz parlamentario, José Antonio Pastor, la secretaria general del PP vasco, Amaia Fernández, el diputado de EH Bildu Oskar Matute, y el parlamentario de la misma formación Iker Casanova, además apoderados de EH Bildu y concejales del PNV. Entre los dirigentes sindicales, ha destacado el secretario general de UGT, Raúl Arza.

Los manifestantes han desfilado tras una pancarta en la que podía leerse el lema "La Naval ez itxi. No al cierre de La Naval. Gobierno Vasco y central, negociación" y han coreado eslóganes como "La Naval no se cierra", "lehendakari, ve tú a Cádiz" o "Gobierno Vasco, Gobierno central, mójate".

Al concluir la protesta, el presidente del comité de empresa, Pedro González, y el secretario, Juanjo Llordén, han agradecido el apoyo mostrado, "con especial mención al colectivos de jubilados", a los que han calificado de "ejemplo".

En su alocución, González ha recordado que la industria naval "de grandes buques desaparecerá en la ría del Nervión si La Naval se cierra". Ha lamentado que el Gobierno Vasco, al contrario de lo que hicieron otros Gobiernos autonómicos, no hizo "absolutamente nada" por "defender" el que ha sido "uno de las mejores astilleros públicos civiles del país".

Tras apuntar que el sector de la construcción naval es "estratégico, generador de empleo y riqueza social en las zonas en las que está ubicado", se ha preguntado "si acaso La Naval no es un sector estratégico, generador de empleo y riqueza social para la Margen Izquierda".

"Los dos Gobiernos, el estatal y el vasco, tienen una responsabilidad política, empresarial de mantener el empleo en Ezkerraldea, que ha sido suficientemente castigada por decisiones políticas injustificadas", ha defendido.

Por ello, ha advertido de que "hoy tienen la oportunidad de demostrar que tienen miras de Estado, respondiendo ante esta situación". Además, ha indicado que "se está magnificando la figura de un inversor mayoritario" y se ha preguntado si alguien sabe las condiciones que pondrá".

"No reconocemos a otros inversores principales y mayoritarios que no sean el Gobierno Vasco y el Gobierno central. Que se ponga al frente de La Naval a gestores contrastados y cualificados", ha exigido.

González ha insistido en la necesidad de crear una mesa de negociación tripartita en la que estén representados los dos Gobiernos y los representantes legales de los trabajadores y ha apuntado que "a fecha de hoy, no existe respuesta".

"MAZAZO"

Raúl Arza ha exigido a las Administraciones vasca y central la búsqueda de un inversor "que garantice el futuro y traiga carga de trabajo" al astillero.

"No cabe duda que ha sido un mazazo que Van Oord haya desistido de construir la draga aquí, pero yo creo que el compromiso de todos es seguir trabajando, no solo por el futuro de La Naval sino de esta comarca, que quedaría muy comprometido si tuviera la desgracia de cerrar", ha explicado.

El máximo dirigente de UGT Euskadi ha vuelto a instar a los Gobiernos a "buscar un inversor lo antes posible" que "garantice carga de trabajo". Además, ha pedido al administrador concursal "que retrase todo lo que pueda las decisiones de deba tomar" para facilitar "la búsqueda de un inversor, con carga de trabajo y proyecto de futuro basado en la industria naval".

La alcaldesa del municipio, Amaia del Campo, ha admitido que la noticia conocida en las últimas horas es "preocupante" porque "al final, la gente que trabaja en La Naval son familias de Ezkerraldea y Meatzaldea".

Ha añadido que "la situación está complicado" pero ha llamado a "seguir, con la esperanza de que se encuentre una solución y La Naval continúe funcionando". Mientras tanto, ha añadido, "las instituciones deben estar con ellos.

El parlamentario de EH Bildu Iker Casanova ha afirmado que "los últimos acontecimientos" y la "definitiva retirada de Van Oord "sitúa la responsabilidad en el tejado del Gobierno Vasco, que es el que tiene que hacerse cargo de la gravedad de la situación" y empezar a "poner medidas efectivas para evitar que el cierre que se vislumbra no se materialice".

Ha recordado que la Cámara Vasca solicitó la creación de una mesa tripartita entre Gobiernos Vasco, central y trabajadores, para abordar la situación, además de un informe jurídico, "que no es lo que se ha presentado". "El informe ha sido un catálogo de excusas para justificar la no intervención del Gobierno vasco", ha acusado.

A su juicio, "la situación se torna urgente" y el Gobierno Vasco debe "poner soluciones sobre la mesa" que "pasan por un rescate público total o parcial". También ha sugerido al Gabinete Urkullu "que ponga en marcha los mecanismos necesarios" para que el inversor privado que estima necesario "aparezca, o se constituya, partiendo de diferentes agentes económicos del tejido productivo vasco".

"No podemos depender de un tercero o unos terceros que, hasta el momento no han aparecido y existen visos de que puedan aparecer a tiempo para conservar La Naval", ha añadido.

"VOLUNTAD POLÍTICA"

Por su parte, el portavoz parlamentario de los socialistas vascos, José Antonio Pastor, ha destacado la importancia de La Naval "no solo para la industria vasca, sino para la Margen Izquierda del Nervión". Por ello, cree que hay que hacer todo lo posible" para encontrar una solución, en la que "el Gobierno Vasco y el central tienen mucho que decir".

Ha admitido que, "hay que localizar un inversor privado para que, a partir de ese momento", las Administraciones públicas puedan aportar capital, "al menos hasta el 50% del accionariado" para hacer "viable" la instalación.

"Hay voluntad política por parte de la Administración vasca y del Gobierno de España. Esperemos que se despeje definitivamente el tema del armador y, una vez que las administraciones publicas de den el empujón necesario, La Naval marche por sí sola, porque es una empresa rentable. Nosotros apoyaremos todo lo necesario para que el Gobierno central y el vasco hagan lo necesario para hacer viable esta empresa", ha dicho.

La secretaria general del PP vasco, Amaia Fernández, ha manifestado su apoyo a los trabajadores de La Naval. "Para los que somos de la Margen Izquierda y sentimos la Margen Izquierda, sabemos que en esta ocasión hay que darlo todo", ha señalado.

Según la dirigente popular, La Naval es "la última gran empresa que queda en la comarca" y "ese siempre tan prometido proceso de reindustrialización de la Margen Izquirda y Zona Minera nunca parece llegar". "Tenemos que trabajar por sostener esta empresa y por garantizar los puesto de trabajo presentes y futuros", ha señalado.

Los populares, ha añadido, desean "que haya diálogo entre todos los actores que intervienen en este proceso" para "buscar una solución definitiva" al astillero vizcaíno.

Lo más