Boletín

La junta de BME aprueba el pago de un dividendo complementario de 0,57 euros el 10 de mayo

La junta de BME aprueba el pago de un dividendo complementario de 0,57 euros el 10 de mayo

Europa Press

Tiempo de lectura: 2'Actualizado 15:45

Javier Hernani se convierte en primer ejecutivo

La junta general de accionistas de Bolsas y Mercados Españoles (BME) ha aprobado el pago de un dividendo complementario con cargo al ejercicio 2018 de 0,57 euros brutos por acción que se hará efectivo el próximo 10 de mayo.

Según la información remitida a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV), el dividendo complementario ascenderá a un total de 47,31 millones de euros, con lo que la remuneración total a los accionistas con cargo al ejercicio 2018 será de 130,39 millones de euros.

De esta manera, la retribución de 2018 es de 1,57 euros por acción y el 'pay out' de este año será del 96%, con lo que BME se mantiene como "una de las empresas con mayor retribución a sus accionistas de la Bolsa española", han destacado desde la compañía. El dividendo pagado con cargo a los resultados de 2017 fue de 1,78 euros, por lo que la remuneración se ha reducido un 11,8%.

Los accionistas también han aprobado que el actual consejero delegado, Javier Hernani, se convierta en el primer ejecutivo de BME, con lo que su presidente, Antonio Zoido, pasa a tener carácter no ejecutivo, después de 17 años como máximo responsable de la compañía, un periodo en el que ha elevado un 132,5% su beneficio y un 73,1% sus ingresos.

La junta también ha aprobado la reelección de Juan March como miembro de la comisión de auditoría y de la comisión de operativa de mercados y sistemas y de Santos Martínez-Conde y Gutiérrez Barquín como miembro de la comisión de nombramientos y retribuciones.

2018, UN EJERCICIO "COMPLEJO"

En su intervención, Zoido hizo balance del "complejo" pasado ejercicio, en el que la compañía logró avanzar en su diversificación para ser "menos dependiente" de los volúmenes de contratación y resaltó el creciente papel de los inversores internacionales en la Bolsa española, cuya participación en 2018 alcanzó un nuevo récord, con el 46% de la capitalización total del mercado, frente al 36,8% de 2008.

Zoido también remarcó las mejoras en gobierno corporativo en BME, como el incremento del grado de independencia del consejo de administración, que supera el 50%, y su reflejo en la composición de la comisión de nombramientos y retribuciones, en la que los consejeros independientes constituyen una amplia mayoría.

Por su parte, Javier Hernani destacó que los resultados de 2018, en los que BME alcanzó un beneficio de 133 millones de euros (-11,1%), fueron "muy sostenidos" y superiores a lo que esperaba el consenso, teniendo en cuenta que fue un ejercicio de "bajos volúmenes y de impactos regulatorios muy serios".

Hernani también resaltó los objetivos del Plan Estratégico de la compañía, con el que se propone elevar un 4% los ingresos netos, hasta entre 337 y 347 millones de euros, y un 6% el beneficio neto, hasta una horquilla de entre 157 y 167 millones de euros, en los tres años de alcance del plan.

Además, afirmó que la capacidad de la compañía para innovar será "clave" para entender el impacto de las nuevas tecnologías, incorporar las nuevas formas de trabajo y proveer soluciones acertadas que apalanquen sus mayores virtudes como infraestructura, como proveedor "neutral y eficiente".

Lo más