Boletín

SANTANDER MOVILIDAD

Joven con parálisis lamenta que no la dejan subir a autobús con moto adaptada

Una joven de 16 años con parálisis cerebral y que usa una moto adaptada ha denunciado en redes sociales que en varias ocasiones conductores del servicio de transporte urbano de Santander (TUS) no le han dado opción a subir al vehículo y la han dejado en tierra.,"Cuando cojo los buses para moverme por Santander me ponen problemas, porque dicen que la moto no es una silla de ruedas", señala en un vídeo en sus redes sociales la joven que es menor, ya que tiene 16 años.,En

Agencia EFE

Tiempo de lectura: 2'Actualizado 14:42

Una joven de 16 años con parálisis cerebral y que usa una moto adaptada ha denunciado en redes sociales que en varias ocasiones conductores del servicio de transporte urbano de Santander (TUS) no le han dado opción a subir al vehículo y la han dejado en tierra.

"Cuando cojo los buses para moverme por Santander me ponen problemas, porque dicen que la moto no es una silla de ruedas", señala en un vídeo en sus redes sociales la joven que es menor, ya que tiene 16 años.

En el vídeo, sigue contando que los conductores no la dejan subir al autobús, que le ha pasado en varias ocasiones, y que algunos siguen la marcha sin dar explicaciones.

"Hoy me ha vuelto a pasar y el conductor como que se ha enfadado, no ha intentado casi ni bajar la rampa, ha dicho que estaba estropeada y se ha ido", narra esta joven, que añade que le ha llegado a pasar que sus amigas han subido al autobús y a ella no la han dejado.

Al ser preguntada por este tema, la alcaldesa de Santander, Gema Igual, se ha disculpado y ha recordado que las personas con movilidad reducida deben tener acceso al servicio de transporte urbano.

La alcaldesa ha explicado a los medios de comunicación que se ha enterado de este caso por las redes sociales y ha apelado a la "sensibilidad" de los conductores del servicio de Santander.

Igual ha señalado que en el TUS tienen un 'manual del conductor' en el que aparece que se debe dejar subir al vehículo a personas con movilidad reducida.

La regidora ha insistido en que se enteró del caso por las redes sociales y en que, cuando consiguió el teléfono de la joven, que tiene 16 años, le dijo que lo sentía muchísimo y que iban a intentar localizar al conductor para conocer su explicación de por qué no pudo subir la niña aunque, según ha reiterado, "no debería de haber pasado".

"Lo que sí me comprometí y ya hemos hecho es que ayer hemos vuelto a recordar esa obligación que tienen los conductores de dejar subir a las personas con movilidad reducida y además apelar a su sensibilidad, algo que es un extra", ha apuntado.

Además, Igual ha manifestado que se reunirá la próxima semana con la joven para conocerla y hablar porque en la conversación que mantuvieron le transmitió que había alguna otra situación que había vivido y que, a juicio de la alcaldesa, no tiene que suceder.

"Una alcaldesa no puede ser responsable de todo lo que pasa en la calle pero sí debo dar directrices y ser corresponsable de lo que pasa, y la pedí disculpas sentidas y por eso ya ayer mandamos esa directriz a todos los conductores", ha explicado Igual.

Además, la alcaldesa ha advertido de que es "complicado" saber qué conductor fue el que dejó a la joven en la calle porque no sabe la hora exacta en que pasó, si bien se ha hablado con los que se cree que podrían haber sido.

Igual ha destacado que "no se ha estimado ninguna sanción pero sí se ha pedido la sensibilización a todos para que no suceda".

Lo más