El fondo Värde logra 'luz verde' para fusionar Vía Célere y Aelca en un gigante inmobiliario

El fondo Värde logra luz verde para fusionar Vía Célere y Aelca en un gigante inmobiliario

Europa Press

Tiempo de lectura: 2' Actualizado 12:08

El fondo estadounidense Värde ha logrado 'luz verde' de la Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia (CNMC) para fusionar a sus dos promotoras participadas, Vía Célere y Aelca, un proyecto con el que conformará una de las primeras inmobiliarias del país.

El 'superregulador' ha aprobado la operación en primera fase, con lo que no ha considerado necesario un análisis más en profundidad, según se indica en el registro de la entidad.

Värde anunció el pasado 1 de octubre la integración de las dos promotoras en las que participa en una compañía que mantendrá la denominación de Vía Célere y contará con capacidad para entregar 2.000 viviendas en 2019 y 5.000 en 2021.

La inmobiliaria resultante contará con activos por valor de 2.203 millones de euros, repartidos por todo el país. En concreto, el 38% de sus activos se ubica en Madrid, otro 20% en Málaga, un 11% en Barcelona, el 9% en Sevilla, otro 5% en Valencia y el 17% restante, en otras provincias.

El fondo americano controlará el 75% del capital de la nueva Vía Célere que, no obstante, seguirá siendo dirigida por Juan Antonio Gómez-Pintado, quien también preside la patronal inmobiliaria.

Se trata de la segunda operación de consolidación que el fondo estadounidense cierra en el sector inmobiliario español, después de que en abril de 2017 uniera Dos Puntos, la inmobiliaria que constituyó con los activos con que se quedó del grupo San José, con Vía Célere.

Con la nueva operación, Värde asegura "reafirmar su apuesta por el mercado español", que considera sigue presentando una "fragmentación" y "necesita de una mayor consolidación por parte de operadores que proporcionen un ritmo de entregas que se ajusten a los presupuestos realizados".

Värde, junto Lone Star, Castelake, Blackstone o Cerberus, es uno de los fondos extranjeros que desembarcaron en España en plena crisis comprando activos inmobiliarios, sobre todo los que los bancos se quedaban por ejecuciones de deudas.

Lo más