VÍCTOR MANUEL

Víctor Manuel iniciará su gira como "el chaval de Mieres" que sigue siendo

Víctor Manuel ha confesado hoy en Avilés, donde en octubre dará comienzo una gira de dos años por España con su nuevo disco "Casi nada está en su sitio", que todavía se ve a sí mismo como "el chaval de Mieres" que en los años sesenta se hizo con el público con temas como "El abuelo Víctor".

Agencia EFE

Tiempo de lectura: 3' Actualizado 13:37

Víctor Manuel ha confesado hoy en Avilés, donde en octubre dará comienzo una gira de dos años por España con su nuevo disco "Casi nada está en su sitio", que todavía se ve a sí mismo como "el chaval de Mieres" que en los años sesenta se hizo con el público con temas como "El abuelo Víctor".

Ha dicho que se sigue viendo en el "chaval de Mieres" que fue aunque ya no escriba con la "ingenuidad" con la que escribió "Paxarinos", "La romería" o "El abuelo Víctor" porque han pasado más de cincuenta años "y lógicamente van cambiando las percepciones de la vida", aunque estos temas estarán presentes en la nueva gira porque, dice, son parte de sus cimientos y el público los pide.

"No obstante, de lo que más contento estoy es de que en cualquier disco mío entran las cosas que están pasando, ahí está la vida y los problemas que no sólo me afectan a mí, si no a mucha gente", ha declarado.

Uno de esos asuntos aparece en el corte "Elegir rumbo", en el que habla del hecho de que cada vez hay una mayor tendencia a esperar facilidades: "El rumbo se lo trabaja uno, no hay que esperar a que nadie te venga a salvar, hay que salvarse uno solo y, si puedes, echar una mano a los demás".

Víctor Manuel ha asegurado estar orgulloso "de nuestra tierra" con los "millones de defectos que tenemos y las millones de cosas que uno odia", pero, así todo, "uno pertenece a donde ha nacido y a sus raíces".

Su gira incluirá Cataluña, de momento el Palau de la Música, y ha indicado que siempre ha recibido el mismo afecto que él tiene por esa tierra.

"Iré a cantar, nunca me callo ninguna canción porque piense que no es conveniente cantarla ni nada de eso, yo soy el que soy y me compran entero, no a trocitos", ha declarado.

"La verdad es que estrenar un disco ahora es como echar una botella de náufrago al mar a ver si le llega a alguien, porque las dificultades en cuanto a difusión son muy complicadas, pero lo más valioso que uno puede hacer ahora es defender en directo el trabajo y a eso me voy a dedicar seguramente lo próximos dos años", ha dicho el cantautor.

Víctor Manuel ha admitido que le dio "una fiebre" que no sabe de dónde le vino para escribir en tres escasos meses veinticuatro canciones seguidas para su nuevo disco y también para el que editará en noviembre su mujer, la cantante Ana Belén.

Explica que hacía mucho tiempo que no componía por estar "enredado" con la gira de "Vivir para cantarlo", después con las "Canciones regaladas" con Ana Belén, más tarde con "Cincuenta años no es nada", y después de todos estos años "había un tapón ahí que cuando se quitó salieron a chorro las canciones".

Su método de trabajo consiste en grabar "notines de cosas" en el teléfono a modo de inicio de canciones y de un centenar de esas piezas fueron saliendo las veinticuatro canciones que ahora presenta en su nuevo disco, que publicará el 5 de octubre.

"Tengo la incertidumbre que se tiene cuando se saca un disco nuevo, que nos preguntamos qué pasará, si le gustará o no a la gente, aunque yo sí que sé que va a gustar, unas canciones más que otras, lógicamente", ha indicado.

Víctor Manuel ha iniciado en Avilés, en el complejo cultural Oscar Niemeyer, la grabación del videoclip de la canción "Allá arriba al norte", incluida en el nuevo disco, que será la primera que va a sacar al mercado, con mucha naturaleza de Asturias, "con su costa, sus bosques y el agua".

Lo más