Boletín

MEMORIA HISTÓRICA

Un trabajo a contrarreloj identificó a los españoles muertos en campos nazis

La Universidad Complutense de Madrid (UCM) ha felicitado este sábado a su equipo de investigación, liderado por el profesor Gutmaro Gómez Bravo, que ha trabajado contrarreloj para concluir la lista de 4.427 nombres de españoles muertos en campos de concentración nazis, publicada este viernes en el BOE. ,El equipo de la investigación, realizada por el departamento de Historia Moderna y Contemporánea de la UCM, fue el primero en acceder a los libros históricos del Ministerio

Agencia EFE

Tiempo de lectura: 2'Actualizado 14:12

La Universidad Complutense de Madrid (UCM) ha felicitado este sábado a su equipo de investigación, liderado por el profesor Gutmaro Gómez Bravo, que ha trabajado contrarreloj para concluir la lista de 4.427 nombres de españoles muertos en campos de concentración nazis, publicada este viernes en el BOE.

El equipo de la investigación, realizada por el departamento de Historia Moderna y Contemporánea de la UCM, fue el primero en acceder a los libros históricos del Ministerio de Justicia y cotejar con los registros conservados por la Asociación Amical de Mauthausen, según la Complutense.

"Muchos medios de comunicación se han hecho eco del trabajo liderado por el profesor Gómez Bravo sacando a la luz los nombres de los españoles muertos en los campos de concentración nazis en Austria. Enhorabuena a todo el equipo de investigación de Historia", señala la UCM en su perfil de Twitter.

Los libros de registro de fallecidos realizados por la Oficina Notarial del Estado Francés para Deportados durante 1950 y 1951 fueron enviados a España en 1952, aunque no habían sido estudiados en profundidad pese a estar preservados en la Dirección del Registro Civil.

La información conservada en un total de diez libros contiene todos los nombres y apellidos de los españoles que murieron en Mauthausen, a 160 kilómetros de Viena, donde fueron internados para ser utilizados como mano de obra 7.532 españoles hasta comienzos de 1945.

También se establecieron varios subcampos dependientes y especializados en distintas tareas industriales, sobre todo el de Gusen, que junto con Harheim, concentraron el mayor número de españoles.

El itinerario del resto, hasta completar los más de 10.000 republicanos que fueron deportados desde Francia, fue a lugares como Buchenwald o Auschwitz, según la investigación.

Del estudio se desprende que el 5 de mayo de 1945 los norteamericanos encontraron con vida a poco más de tres mil españoles, la mayoría de los cuales permanecieron en Francia.

De los más de cuatro mil fallecidos, un total de 1.117 eran andaluces; seguidos de 1.094 catalanes. A continuación figuran los aragoneses, con 649 víctimas; Madrid con 247, Castilla y León con 197 víctimas; Extremadura con 189 y Asturias con 99 fallecidos, 96 gallegos, 63 vascos y 56 cántabros, entre otros.

Lo más