MÚSICA JAZZ (Entrevista)

Raynald Colom grabará dos discos este otoño, uno de jazz y otro de "hip hop"

Sergio Jiménez

Agencia EFE

Tiempo de lectura: 3' Actualizado 11:59

Sergio Jiménez

El músico Raynald Colom, considerado uno de los mejores trompetistas de jazz europeos, ha anunciado en una entrevista con Efe que el próximo otoño grabará dos discos: uno de jazz, en septiembre, con un cuarteto neoyorkino, y otro de estilo 'hip hop', en octubre, con su banda "Steel".

Colom (Vincennes, Francia, 1978) ha realizado estas declaraciones con motivo del concierto que ofrece hoy como miembro del trío "Colom/Lamas/Vera TRÍO" en el XV Festival de Jazz de Munilla "MuniJazz 2018", que se celebra este fin de semana en Munilla (La Rioja), con músicos de España, Francia, Italia, Argentina, Venezuela, Colombia, Chile y Brasil, que participan en innumerables proyectos artísticos y discográficos y festivales de jazz.

El músico francés, quien actualmente reside en Barcelona, ha eludido desvelar el cuarteto con el que grabará el disco de jazz por una cuestión, ha dicho, del contrato, así como los temas de ambos proyectos, al asegurar que se introduce en el estudio sin ideas preconcebidas.

Ha afirmado que la finalidad de un músico no es llenar estadios, sino crear buenas canciones y esperar también por parte de los gobiernos que "entiendan que la música es una parte básica de cualquier sociedad y que tendrían que apoyarla más, en general", lo que también espera de sus nuevos proyectos artísticos.

Su trabajo de "hip hop" con "Steel" se suma a su anterior proyecto, "A.I", que fue su aportación benéfica a la campaña Stop Mare Mortum para acabar con las muertes en el Mediterráneo.

Hoy, en Munilla, con "Colom/Lamas/Vera TRÍO", ofrecerá temas de su álbum más reciente grabado con este trío, que se titula "vol.I", y cuyos temas -jazz tradicional, funk de los 70 y fusión-.

Colom, quien ha colaborado con grandes nombres del jazz, pop y flamenco,como Greg Osby, Nicholas Payton, David Sánchez, Al Foster, el Piraña o Chano Domínguez, entre otros, ha especificado que no quiere tener "definición estilística" en su música.

Su apuesta es beber "de todas las fuentes posibles" para crearla, algo que no considera un trabajo porque se define como un músico desde que tiene uso de razón.

Ofreció su primer concierto con 11 años y, por tanto, su vida personal y la música "siempre han ido juntas", ha relatado el trompetista, entre cuyos discos figura "Stetches of Grove", lanzado en 2008 en el 40 Festival de Jazz de Barcelona o "Evocación" (2009), en el que fusionó flamenco y jazz y fue su proyecto más ambicioso.

Ha precisado que un músico debe conocer y respetar el origen del estilo musical que interpreta y pagar sus "deudas", es decir, conocerlo en profundidad para evitar caer en la apropiación cultural que, en su opinión, se da en el mundo del "mainstream" o música comercial.

En relación al jazz, ha indicado que es un estilo musical que forma parte de la cultura afroamericana, por lo que, para interpretarlo, al igual que con el resto de estilos, hay que adentrarse en esa cultura y "pagar tus deudas" con ella, algo que él tuvo la "suerte" de hacer con quienes la crearon, como el baterista estadounidense Al Foster.

En relación a este estilo musical, ha precisado que no soporta la etiqueta "jazz" porque, "históricamente, es una palabra con connotaciones racistas" que le da a este estilo un punto elitista", que no comparte.

"Yo toco música afroamericana, me crié con ella, y también me gusta el flamenco y el hip hop y, simplemente, pillo lo que me gusta e intento crear mi propia música", ha subrayado este artista.

También ha indicado que ve "super bien" el panorama del jazz actual en España, con gente joven "increíble" que sube y en la que tiene "muchísima fe".

"Tienes que tener un respeto de decir de dónde viene esa música y si eso está claro, no hay problema", ha enfatizado Colom, quien ha añadido que hay "una apropiación de la cultura afroamericana dentro del 'mainstream' colonialista que no se ha ido".

En su opinión, el gran problema de la industria musical, y también del periodismo en general, es que "hay una tendencia a necesitar definir demasiado las músicas, algo que entiendo porque necesitas una base, pero, muchas veces, la palabra jazz puede llegar a asustar porque lo quisieron convertir en una cosa elitista y es una música que viene de la calle".

Lo más