Boletín

CULTURA FOTOGRAFÍA

Muere Robert Frank, que inmortalizó la Valencia más humilde de los años 50

El fotógrafo suizo Robert Frank, uno de los iconos de la fotografía del siglo XX que ha muerto este martes en su casa de Canadá a los 94 años, deja entre su enorme legado más de cuarenta imágenes costumbristas en blanco y negro que tomó en el barrio valenciano del Cabanyal durante los años 50 del siglo pasado.,La editorial La Fábrica reunió esas fotos en 2012 en "Valencia, 1952", un proyecto editado por Frank en colaboración con el valenciano Vicente Todol

Agencia EFE

Tiempo de lectura: 2'Actualizado 17:46

Carlos Bazarra

El fotógrafo suizo Robert Frank, uno de los iconos de la fotografía del siglo XX que ha muerto este martes en su casa de Canadá a los 94 años, deja entre su enorme legado más de cuarenta imágenes costumbristas en blanco y negro que tomó en el barrio valenciano del Cabanyal durante los años 50 del siglo pasado.

La editorial La Fábrica reunió esas fotos en 2012 en "Valencia, 1952", un proyecto editado por Frank en colaboración con el valenciano Vicente Todolí -exdirector de la Tate Modern de Londres y supervisor del IVAM- tras un trabajo conjunto a lo largo de tres años y que incluía muchas imágenes inéditas, que reflejaban la vida cotidiana de los vecinos de este barrio de pescadores en 1952.

El autor de "Los americanos", uno de los trabajos fotográficos más reconocidos de la historia de este arte, residió durante cinco meses en ese barrio, entonces de carácter muy humilde y actualmente un enorme distrito enfocado al turismo que lucha por mantener su identidad, historia y patrimonio cultural y arquitectónico.

Según detalló La Fábrica cuando editó el libro, Frank dejó su labor como fotógrafo en Nueva York para recorrer Europa con su mujer, Mary Lockspeiser, y su hijo pequeño, y en 1952 recaló en Valencia, entonces un lugar que sobrevivía a los rigores de la posguerra.

En esas fotografías valencianas, hechas en cien o doscientos metros a la redonda del lugar donde se alojaba, Frank reflexionaba sobre temas por los que se había interesado en otras ocasiones como el ritual representado como procesiones o los niños, y por otros nuevos como las escenas nocturnas y el mar.

También capturó imágenes en las que se palpaba el calor, la brisa marina y la emoción de estar despiertos de madrugada, así como la trama urbana de la época, con sus características casas bajas y calzadas sin asfaltar, sin olvidar la vida de la playa.

Según contó entonces el editor del libro, Vicente Todolí, Valencia no fue para Frank tanto un viaje como una estancia, donde se liberó de lo narrativo y del ensayo fotográfico y halló tiempo para la meditación: "Robert encontró la libertad que le ayudaría a concebir y llevar a cabo 'Los americanos'".

Aunque nacido en Suiza en 1924, Frank realizó la mayor parte de su trabajo fotográfico en Estados Unidos, y pasó los últimos de su vida en el noreste de Canadá.

Su obra más conocida es "The Americans" (publicada en 1959), una cruda representación en blanco y negro de la sociedad estadounidense de la posguerra.

Frank hizo más de 27 000 retratos, de los cuales solo 83 fueron seleccionados para un mítico libro que iba acompañado por un prologo del escritor "beat" Jack Kerouac.

"Extrajo un triste poema de Estados Unidos sobre una película, y se ubicó así como uno de los trágicos poetas del mundo (...) A Robert Frank envío este mensaje: tienes ojos", escribió Kerouac. Esa obra es una referencia de la fotografía documental del siglo XX.

Tras recibir prestigiosos premios del mundo de la fotografía como el Erich Solomon (1985), el Cornell Capa Award (1999) y el Premio PHotoEspaña 2007, entre otros muchos, la obra de Robert Frank forma parte de las colecciones de arte más destacadas del mundo.

Lo más