COPE

FESTIVAL MENINAS (Crónica)

Meninas de resistencia y reivindicación en Ferrol

Han quedado reducidas al mínimo por la covid-19, pero Las Meninas de Canido, el festival de arte urbano que en 2019 atrajo al barrio alto de Ferrol a cien mil personas, se repliegan este año para un retorno a las esencias. ,Ante la pandemia, el certamen, que se celebra desde este viernes y hasta el próximo domingo, no se resiste a colocar el arte a pie de calle, con el icono pictórico de Diego Velázquez, reinventado en viviendas, fachadas y barrios de la ciuda

Agencia EFE

Tiempo de lectura: 2'Actualizado 14:50

Raúl Salgado

Han quedado reducidas al mínimo por la covid-19, pero Las Meninas de Canido, el festival de arte urbano que en 2019 atrajo al barrio alto de Ferrol a cien mil personas, se repliegan este año para un retorno a las esencias.

Ante la pandemia, el certamen, que se celebra desde este viernes y hasta el próximo domingo, no se resiste a colocar el arte a pie de calle, con el icono pictórico de Diego Velázquez, reinventado en viviendas, fachadas y barrios de la ciudad naval, como eje.

La idea nació en 2008 como grito por el deterioro de la barriada, una zona que ahora es polo de atracción.

El creador y máximo responsable de la organización, Eduardo Hermida, ya anunció con un mes de antelación que no habría actividad paralela alguna, como los concurridos conciertos.

"Volvemos al origen de todo, a recuperar el espíritu del inicio; nos volcamos con los artistas", ha contado a Efe.

Sobre los participantes, entre los que figuran algunas referencias de esta modalidad en el escenario español, remarca que estarán "al margen del contacto con el público" y ese hecho se confirma con facilidad.

Mantienen el atractivo, pero estas Meninas de 2020 se alejan parcialmente de la gente con las vallas policiales que circundan a los artífices de obras de gran formato que salpican fachadas.

Las dimensiones llamativas son el reclamo en la edición del coronavirus de esta cita surgida como libre reinterpretación del célebre cuadro de Velázquez, que ahora sorprende en cualquier esquina de Canido. Este fin de semana, sin ir más lejos, en un costado de su instituto de Educación Secundaria o en su iglesia aledaña.

Entre las que no dejan indiferente, la faena del madrileño Sfhir, que se ha adueñado de un lateral vacante de un edificio de ocho alturas en cuyo frente un amplio descampado ayuda a la observación detenida.

Los andamios vuelven como cada final de verano, pero esta vez no se brindará con tanta alegría y los paseos serán más cuidadosos. Hermida insiste en que se van a "controlar mucho" la seguridad y la higiene, así que preguntarle "por la técnica" correspondiente al autor o autora no será este fin de semana algo común.

Por mirar lo más positivo, el líder del festival sostiene que ante "una cosa que no esperabas", el estado de alarma y sus consecuencias, se retrotraen a hace más de una década.

"Fue todo una acción espontánea, salida del corazón; el año pasado vinieron 100.000 personas, ya no podía ser", admite. No en vano, aunque el virus no hubiese irrumpido, la reformulación ya estaba en el aire porque las paredes sin Meninas son cada vez menos y el público desbordaba las previsiones.

¿Cómo actuar en momentos de incertidumbre? Eduardo Hermida reseña que los promotores han "recortado gastos en conciertos para reinvertir el dinero en otros" ámbitos.

Resiste el apoyo privado y público, pilares de una iniciativa avalada por las buenas impresiones de quienes ya estuvieron por sus calles. Entre sus ganchos, la pareja de agentes de la Guardia Civil besándose que en un callejón salió a relucir una mañana bajo la supuesta firma de Banksy, que ni confirma ni desmiente.

Las versiones más animadas e imaginativas del lienzo se hicieron con casas y jardines y se materializaron en fachadas ahora con pedigrí y como figuras que adornan lugares de esparcimiento. EFE

rs/am.fch

Radio en directo COPE
  • item no encontrado

En directo

Directo Herrera en COPE

Herrera en COPE

Con Carlos Herrera

Escuchar