MARTÍNEZ DE PISÓN

Martínez de Pisón saca del archivo a Filek, el estafador que engañó a Franco

Madrid, 12 abr (EFE).- Desde que publicó "Enterrar a los muertos", en 2005, el escritor y guionista Ignacio Martínez de Pisón "tenía ganas" de volver a escribir otro libro de no ficción, un deseo que ha plasmado en "Filek", la historia del estafador que engañó a Franco con un supuesto combustible sintético.,Martínez de Pisón (Zaragoza, 1960) sigue en esta novela, editada por Seix Barral, el rastro de este personaje histórico a través de archivos y hemerotecas, tras un año de escritura y tres pre

Agencia EFE

Tiempo de lectura: 2' Actualizado 14:27

Desde que publicó "Enterrar a los muertos", en 2005, el escritor y guionista Ignacio Martínez de Pisón "tenía ganas" de volver a escribir otro libro de no ficción, un deseo que ha plasmado en "Filek", la historia del estafador que engañó a Franco con un supuesto combustible sintético.

Martínez de Pisón (Zaragoza, 1960) sigue en esta novela, editada por Seix Barral, el rastro de este personaje histórico a través de archivos y hemerotecas, tras un año de escritura y tres previos de investigación para documentar la historia del desconocido Albert von Filek.

"La historia surge leyendo la biografía 'Franco, caudillo de España', de Paul Preston, donde en diez líneas se habla de este estafador. Me extrañó mucho que no hubiera ningún libro, que nadie se hubiese puesto a investigar", ha explicado hoy a los medios el novelista zaragozano.

La famélica España de 1939 está a punto de convertirse en la principal potencia exportadora de petróleo cuando el químico austríaco Albert von Filek descubre un supuesto combustible sintético, una mezcla de extractos vegetales con agua del río Jarama.

El estafador, que se presentaba como aristócrata pero en realidad "era un bastardo", según Martínez de Pisón, llegó a España en 1931 y pasó por diferentes cárceles republicanas durante la Guerra Civil, donde consiguió hacer contactos con gente importante del régimen.

"Era un perdedor, un hombre que vivió a salto de mata, pero que vivió un momento de gran prosperidad cuando accedió a Franco y a su familia y consiguió colarles este invento de la manera que suelen hacerlo los estafadores, a prisa y corriendo y sin dejar tiempo a pensar", explica Martínez de Pisón.

Franco, en esos primeros años de dictadura y siguiendo los principios de la autarquía, estaba obsesionado por encontrar combustibles para no depender de la compra de otros países como Arabia Saudí, y esa alternativa fue la que, precisamente, ofreció al régimen Filek.

"A finales del 39 el BOE publica la ley por la que se regulan las industrias que merecen la protección nacional e, inmediatamente, la primera industria que adquiere ese rango y esos beneficios es la de Filek", narra Martínez de Pisón.

Protegido y adulado por el régimen de Franco, Filek gozaba de la estima de sus más altas personalidades hasta que un simple análisis de su milagroso invento, realizado en la Escuela de Minas, desvela el engaño.

"Durante bastantes meses, este tío ha mantenido más o menos la ficción de que el invento existía y de que él iba a sacar a España de la indigencia. ¿Por qué? Porque creo que tenía la protección de muy arriba", continúa el autor.

A través de documentación, humor y suspense, Martínez de Pisón teje esta "novela picaresca" en la que están implicados grandes nombres del momento y, que, tangencialmente, narra los grandes momentos de la historia de España y de Europa coetáneos a este estafador.

"Fue entregado como supuesto nazi por el régimen de Franco a los aliados en el año 46, sin ser nazi, porque era muchas cosas pero nazi nunca fue. Fue conducido a un campamento de refugiados, donde murió seis años después", concluye el guionista de "Las trece rosas".

Lo más