LAURA FREIXAS (Entrevista)

Freixas:“Los mecanismos del patriarcado no son tan obvios, pero son eficaces”

La escritora Laura Freixas visita Pamplona para participar en un foro de análisis 'Atrapada por el patriarcado: cuando hablo de mí, hablo de nosotras', del Foro MIRaN, y sostiene que los mecanismos actuales del patriarcado no son tan obvios, pero son muy eficaces para mantener una desigualdad estructural.,Señala, en una entrevista con Efe, que algunos de los hechos que constatan esta desigualdad son el de que las mujeres estamos excluidas de las posiciones de más poder

Agencia EFE

Tiempo de lectura: 2'Actualizado 16:07

La escritora Laura Freixas visita Pamplona para participar en un foro de análisis 'Atrapada por el patriarcado: cuando hablo de mí, hablo de nosotras', del Foro MIRaN, y sostiene que los mecanismos actuales del patriarcado no son tan obvios, pero son muy eficaces para mantener una desigualdad estructural.

Señala, en una entrevista con Efe, que algunos de los hechos que constatan esta desigualdad son el de que las mujeres estamos excluidas de las posiciones de más poder y que comportan más autonomía económica.

Reconoce que esa relación de poder-subordinación también tienta a las mujeres para refugiarse en lugares de protección económica pero de subordinación personal.

Para la escritora catalana, no es suficiente con decir que se es feminista, porque el proceso es más complejo y el camino hacia esa igualdad no depende solo de leyes o política, porque existe una cultura a través de distintas expresiones que nos dice lo contrario.

Freixas enumera algunas de las expresiones culturales, como la publicidad, en el cine, en la literatura o en la moda, en las que aún se transmite la idea de que la mujer debe ser atractiva, es algo esencial serlo, y para ello debe ser pasiva. Incluso se erotiza el sufrimiento de la mujer y la agresividad masculina.

También explora los límites de las relaciones sexuales basadas en la igualdad y advierte de que es necesario analizar qué deseos son importantes y cuáles no, puesto que cree que el deseo sexual hay que satisfacerlo, incluso sacrificando mujeres, destinándolas a satisfacer ese deseo, a través de la prostitución.

Parafrasea a la activista Amelia Tiganus, y recuerda que se le llama consentimiento en las relaciones sexuales a lo que es resignación, puesto que nadie te pone una pistola en la sien, pero se dan una serie de circunstancias en las que se comprueba que no hay libertad de verdad si no hay igualdad.

Cree que aún queda mucho por avanzar en materia de igualdad, porque el patriarcado toma distintas formas, como la libertad sexual o la revolución sexual, que en apariencia es igualdad pero realmente subordina a las mujeres porque se las sexualiza.

Abunda en que las mujeres son representadas como seres 'súper-híper-sexuales', que deben estar siempre atractivas más en función de los deseos sexuales de los hombres que de los suyos propios.

La escritora también analiza la reacción del patriarcado ante los intentos de igualdad, y sostiene que los cambios producen mucha inseguridad, dan miedo y eso siempre ha sido así. Señala que hay hombres que se sienten amenazados cuando la igualdad es positiva para todos.

Lo más

En directo

La Noche

Con Beatriz Pérez Otín

Escuchar