COPE

PRODUCCIÓN MUSICAL (Crónica)

Convivencia y desconexión en un "refugio" musical bañado por el Atlántico

Algo tiene El Náutico de O Grove para que, cada verano, artistas consagrados hagan cola para actuar en él. El que va, repite. Ahora, este "refugio" musical da un paso más y estrena una residencia artística con alojamiento, escenarios a pie de playa y estudio de grabación con vistas al Atlántico. ,"Lo que quiero es devolver a los músicos todo lo que me han ayudado a crecer estos años y a tener una sala consolidada que funciona", explica a Efe

Agencia EFE

Tiempo de lectura: 4'Actualizado 12:50

Alejandro Espiño

Algo tiene El Náutico de O Grove para que, cada verano, artistas consagrados hagan cola para actuar en él. El que va, repite. Ahora, este "refugio" musical da un paso más y estrena una residencia artística con alojamiento, escenarios a pie de playa y estudio de grabación con vistas al Atlántico.

"Lo que quiero es devolver a los músicos todo lo que me han ayudado a crecer estos años y a tener una sala consolidada que funciona", explica a Efe Miguel de la Cierva, propietario de El Náutico, una sala a pie de playa que se aproxima ya a su tercera década de actividad.

Habituales como Iván Ferreiro, Leiva, Vetusta Morla, Love of Lesbian, Coque Malla o Jorge Drexler "me han dado soporte para que esto aguante", reconoce De la Cierva. Ahora, a través de esta residencia artística, "yo se lo puedo dar a artistas que no están tan bien posicionados".

La idea, asegura su responsable, "cobró forma" hace un año con la compra de una casa que restauró por completo y que, en los meses de verano, le solucionaba "la necesidad de espacio para alojar a los músicos que vienen a tocar".

"Quería que este lugar ganara como lugar donde ocurren cosas interesantes, más allá de los conciertos en verano", afirma el propietario de El Náutico. Y por ello, al contar con su propio estudio de grabación, pensó en ofrecer este espacio como "estación de trabajo" en invierno.

La residencia está pensada para ser un "espacio de convivencia" entre artistas que quieran "desconectar" para componer, grabar discos, realizar colaboraciones o ensayar sus conciertos. Todo, a través de "acuerdos justos para ellos y sostenibles para mí", asegura De la Cierva.

"Buscamos que haya un entorno de intimidad y convivencia para que, más allá de las horas de encuentro en el bar, puedan comer con sus familias o darse un baño en la playa", añade el impulsor de este proyecto. En definitiva, "que los artistas pasen aquí buenos ratos".

La banda madrileña Morgan tuvo el honor de "inaugurar" este proyecto. En O Grove realizó la preproducción de su nuevo álbum. Ahora, sus inquilinos son cuatro artistas consolidados que grabarán juntos un disco. Se trata de Julián Maeso, Adrián Costa, Alberto Anaut y Juan Zelada.

"El Náutico es como nuestra casa. Tiene algo mágico. Hay una energía que te atrapa", explica Maeso, que en un descanso de la grabación reveló a Efe que tomaron la decisión de juntarse este verano en este refugio musical y, a partir de ahí, "se fue hilando sin ser premeditado".

Asegura que, tras diez años liderando su propio proyecto musical, "necesitaba un soplo de aire fresco, dar un paso atrás y no ser la cabeza visible". Los cuatro estaban igual. Y el parón por el confinamiento, que les proporcionó tener más tiempo libre, lo hizo posible.

Si estuviesen trabajando como antes, reconoce el artista toledano, "no hubiese sido posible cuadrar las agendas". Y todo confluyó en O Grove. Allí fueron sus primeros ensayos juntos y sus primeros conciertos, en los que tocaban temas de cada uno de ellos y versionaban clásicos.

"Quedó un espectáculo muy bonito, muy dinámico y muy divertido", afirma Adrián Costa, que subraya que ahora están intentando realmente "darle una forma a este proyecto". La playa, añade, "es un sitio perfecto para lo que estamos haciendo".

Y es que, como reconoce Alberto Anaut, "no tenía sentido meterse en un estudio en un polígono industrial para hablar", porque trabajan en algo "que no estaba escrito" cuando se metieron a grabarlo", compuesto de ideas que no habían "cerrado".

Lo mejor para eso, según Juan Zelada, era "abstraernos un poco del mundo y venirnos aquí sin gente para crear los cuatro juntos y recuperar la esencia que nos ha unido", acomodando el origen musical americano y anglosajón de todos ellos "a un repertorio más castellano y latino".

"Esta adaptación nos tiene a todos en una tensión positiva muy chula", afirma Zelada, que destaca que ninguno toca sus instrumentos habituales, lo que les lleva a "tirar de musicalidad y que toque quien quiera lo que quiera ", lo que le da "más vidilla" a sus temas.

Ponerse todos "al servicio de la canción" es el espíritu de esta banda que promete, según Anaut, "no tocar temas que hemos compartido con otros" y acostumbrarse a "bajar el pistón" y aceptar que "el que trae la canción tiene que abrirse a que la arreglen los otros tres" algo que, a veces, "cuesta un poco porque somos cuatro tipos acostumbrados a liderar".

Los cuatro continuarán en O Grove durante varios días más: "Pasa siempre con este lugar. Vienes para tres días y te quedas dos semanas", afirman entre risas. Muy pronto, eso sí, deberán dejar su hueco a nuevas bandas y artistas que ya han reservado este espacio.

Pero la residencia artística de El Náutico no se quedará aquí. "Estamos estudiando la posibilidad de utilizar la sala como escenario o plató para hacer conciertos en streaming", desvela De la Cierva. Que la gente pague una entrada para ver el concierto desde sus casas.

"Hay ya toda una generación que está muy acostumbrada a consumir contenidos online", explica el empresario. "Es una vía que queremos explorar", añade, junto con la posibilidad de financiar la grabación de discos de grupos noveles mediante un sistema de micromecenazgo.

Dentro de estos planes también figura la opción de "abrirse un poco más" y apostar por actividades de formación no reglada "aprovechando los músicos que vienen aquí a tocar", organizando cursos de producción musical, talleres de guitarra o charlas sobre composición.

La idea, concluye el alma de El Náutico, es "picar un poco de todo" y organizar actividades fuera de temporada, sin más criterio que resulte "apetecible e interesante".

aer/jcr

1011573

Radio en directo COPE
  • item no encontrado

En directo

Directo Herrera en COPE

Herrera en COPE

Con Carlos Herrera

Escuchar