COPE

CHRISTIAN PETZOLD (Entrevista)

Christian Petzold propone "un poco de romanticismo" frente a la pandemia

Tras hacerse con los premios a la mejor dirección y el mejor montaje en el Festival de Cine Europeo de Sevilla, este viernes llega a los cines "Ondina", la nueva película de Christian Petzold que propone una inyección de romanticismo a través de la relectura del mito de esta ninfa acuática y maldita.,El director alemán trata de liberar a Ondina (Paula Beer) de la maldición que la persigue, la de la traición amorosa que la condena a vivir debajo del agua, s

Agencia EFE

Tiempo de lectura: 3'Actualizado 11:25

Magdalena Tsanis

Tras hacerse con los premios a la mejor dirección y el mejor montaje en el Festival de Cine Europeo de Sevilla, este viernes llega a los cines "Ondina", la nueva película de Christian Petzold que propone una inyección de romanticismo a través de la relectura del mito de esta ninfa acuática y maldita.

El director alemán trata de liberar a Ondina (Paula Beer) de la maldición que la persigue, la de la traición amorosa que la condena a vivir debajo del agua, según ha explicado en una entrevista con Efe que inaugura así una nueva trilogía romántica después de "Barbara" (2012), "Phoenix" (2014) y "En tránsito" (2018).

Petzold repite con los protagonistas de esta última, Paula Beer y Franz Rogowski en "Ondina", que además es una de las candidatas a mejor película en los Premios del Cine Europeo de este año.

PREGUNTA.- ¿Porqué le interesó el mito de Ondina? ¿Y de qué manera lo actualiza?

RESPUESTA.- Ondina es una figura del siglo XIX, una invención de los hombres que no podían soportar cómo la industrialización le estaba quitando magia al mundo. Los alemanes son maestros deconstruyendo el mundo científicamente pero también tienen grandes figuras románticas como Wagner o Nietzsche. El peso de esas fantasías románticas masculinas recae en las mujeres.

Me interesó Ondina a raíz de la lectura de un ensayo de Ingeborg Bachmann, llamado "Ondina se va", al leerlo tuve la sensación de que Ondina se plantaba y a través de ella todas las mujeres, se plantan y no quieren seguir el juego a los hombres.

P.- ¿Cree usted en la fatalidad y el destino?

R-. Ondina es la única que tiene un destino escrito, nosotros no. Ella carga con esa maldición, es como la Sísifo del amor. Todos los hombres la han traicionado y eso hace que ella siempre tenga que volver al agua. Es la fatalidad del personaje, pero el mundo en el que vive no hay fatalidad, en la película esos dos mundos se mezclan.

P.- ¿Cree que estamos necesitados de romanticismo en el mundo actual?

R.- Yo soy un romántico y no puedo hacer nada para evitarlo aunque no siempre me guste. "Ondina" iba a estrenarse en Alemania justo antes del cierre de salas por la pandemia. Cuando finalmente llegó a los cines, tres meses después, fui a verla a un pase con público que es algo que nunca hago.

Ver en la pantalla a esos dos jóvenes bailar, besarse, abrazarse, me dio una sensación que hacía tiempo no sentía. La pandemia nos ha tapado los labios, ya no podemos bailar ni encontrarnos, está desapareciendo la sensualidad. En ese sentido nos viene bien un poco de romanticismo. El romanticismo evoca algo que tuvimos en el pasado o que incluso nunca hemos tenido y anhelamos.

P.- En su cine es habitual ver las huellas del pasado en el presente, en este caso a través de la historia del desarrollo urbano de Berlín. ¿Diría que contiene una crítica al sistema capitalista?

R.- Todas las críticas tienen que ser al capitalismo. Hace 20 años recuerdo una cena con mi amigo (el cineasta) Harun Farocki y un urbanista. Harun decía que cuando Berlín cayera en manos de los capitalistas ya no se podría vivir aquí, y el urbanista decía que eso no iba a ocurrir. Por entonces había cientos de miles viviendas públicas, hoy lo han privatizado todo. Cuando Ondina enseña en la película esas maquetas esta mostrando esa destrucción.

P.- En la película hay varias escenas subacuáticas. ¿Qué buscaba con ellas y qué dificultades ha encontrado para rodarlas?

R.- Cuando era niño recuerdo a mi familia sentada frente a la televisión, el único momento en el que todos se quedaban callados y clavados a la pantalla era con esas escenas rodadas bajo el agua, me gustan porque me recuerdan a esos escasos momentos de paz en familia.

Al equipo le mostré varias secuencias importantes para mi, de películas como "20.000 leguas de viaje submarino" de Richard Fleischer o "Creature from the black lagoon" (1954) de Jack Arnold. Comprobé que todas estaban rodadas en estudio, sin efectos especiales. Nosotros reconstruimos también en un estudio un mundo subacuático.

P.- Usted suele trabajar en trilogías. ¿Es "Ondina" el comienzo de una nueva?

R.- Sí, la próxima película será sobre el fuego, el fuego que hace arder los y también el fuego del amor.

Radio en directo COPE
  • item no encontrado

En directo

La Mañana Fin de Semana

Con Ángel Correas

Reproducir
Directo La Mañana Fin de Semana

La Mañana Fin de Semana

Con Ángel Correas

Escuchar