COPE

CÓMIC NOVEDADES

Alison Bechdel mete "toda su vida" en "El secreto de la fuerza sobrehumana"

Tras ocho años de trabajo, la estadounidense Alison Bechdel ha metido "toda su vida" en el cómic "El secreto de la fuerza sobrehumana", una obra que comenzó con la idea de la importancia del deporte pero que al final ha confluido en una suerte de diario sobre su vida creativa y sentimental.

Agencia EFE

Tiempo de lectura: 3'Actualizado 18:24

Tras ocho años de trabajo, la estadounidense Alison Bechdel ha metido "toda su vida" en el cómic "El secreto de la fuerza sobrehumana", una obra que comenzó con la idea de la importancia del deporte pero que al final ha confluido en una suerte de diario sobre su vida creativa y sentimental.

Desde Vermont (Estados Unidos) y con su gato merodeando entre sus manos, Bechdel ha reconocido en una rueda de prensa virtual que en a que es su tercera obra de memorias gráficas -tras "Fun Home" y "¿Eres mi madre?"- le resultó "bastante difícil" manejar todos los conceptos que incluye en este cómic que sale a la venta mañana (Reservoir Books).

"Pensé que me iba a centrar más en el ejercicio físico pero a medida que fui avanzando otros aspectos de mi vida parecía que iban conectándose: mi vida creativa, mi vida sentimental, y esta idea fundamental de la búsqueda para trascender en mi yo cotidiano y dejar atrás mi yo doloroso y así llegar a una especie de estado de éxtasis en el que yo pudiera librarme de mi misma", ha contado.

Y de ahí esos ocho años de trabajo, "un proceso larguísimo" que es fruto no sólo de que lo que aborda es su "vida cotidiana", sino porque en estos años también sufrió un "bloqueo".

"Digamos que duró mucho tiempo porque me quedé atascada, que es lo contrario a fluir. Me estaban pasando muchas cosas en mi vida como que "Fun home" se convirtió en un musical en Broadway y me transformó la vida. Fue bonito pero me distraía, y al mismo tiempo apareció Donald Trump. No pensé que esto fuera a influir en mi carrera profesional pero me fue difícil concentrarme", reconoce.

Eso y que, según ha añadido, se "permitió" esta tranquilidad porque no tenía prisa: "fue un lujo porque el libro desarrolla décadas de mi vida y por esa misma razón necesitaba tomarme mi tiempo porque tenía que vivir los diez años del último capitulo y necesitaba cumplir mi cincuentena. Cumplí 60 al final del libro".

Pionera en la viñeta de género con las tiras de "Unas lesbianas de cuidado" (publicadas desde 1983 a 2008), Bechdel cuenta al lector en "El secreto de la fuerza sobrehumana" un tema mayor, que es el de hacerse mayor y ver que el cuerpo ya no siempre le sigue. Una realidad a la que encuentra explicación, la de aceptar que uno de hace mayor.

"En el capítulo final es cuando estoy en la cincuentena y cuando empieza la menopausia, que fue un periodo muy difícil para mi en el que se produjeron cambios físicos, pero sobre todo lo que noté es cambios de humor, tenía depresiones o tristezas. Afortunadamente fue algo temporal pero fue un momento en el que abrí los ojos y fue como echar un vistazo a lo que puede ocurrir, me pude dar cuenta de cómo es el proceso de envejecimiento de cara al futuro", relata.

Por eso, en estos ocho años la pérdida de fuerza corporal le supuso a esta amante de la carrera le ha permitido transmitir al lector cómo son esas cosas que vivió.

"Perder la fuerza física en parte afectó e influyó en el libro, siempre he hecho mucho deporte y tenía esa ilusión de que iba a poder y que el ejercicio me iba a permitir seguir siendo fuerte y de repente en la cincuentena me di cuenta de que no, que cada vez era más frágil y más rígida, pero no es algo terrible", ha confesado.

La ganadora de cinco premios Tony ha contado también, como deja ver en el cómic, que ella hace ejercicio (sobre todo correr y yoga) para sentir "esa especie de flujo y fluir". Una manera de conseguir ese estado "en el que uno está conectado con lo que hace y no se da cuenta de que pasa el tiempo y se olvida de si mismo".

Por eso, recomienda, que ante algunos problemas como la menopausia y el insomnio lo mejor es "salir a correr".

Con una carrera que arrancó a principios de los años 80, Bechdel (Lock Haven, Pensilvania, Estados Unidos, 1960) ha recordado cómo en estos años los cómics empezaron a ser no solo de superheroes, sino para contar "relatos de verdad".

"Y yo fui una de las personas que me beneficié de ese cambio. A lo largo de mi carrera el cómic se empezó a tomar en serio como literatura, pero a mi lo que me parecía atractivo era que no era literatura sino que estaba fuera de la literatura y todo se analizaba y se criticaba, y era más libre. Si el cómic hubiera formado parte del mundo literario cuando empecé no me hubiera metido en ello, como artista joven que era no me hubiera atrevido", ha dicho.

Por eso, ha concluido, fue en estos años cuando arrancó sus tiras sobre la vida de dos lesbianas, una etapa en la que este relato "no era normal", pero ella se sentía "muy a gusto" estando en "la sombra".

Radio en directo COPE
  • item no encontrado

En directo

La Tarde

Pilar Cisneros y Fernando de Haro

Reproducir
Directo La Tarde

La Tarde

Pilar Cisneros y Fernando de Haro

Escuchar