También en directo
Ahora en vídeo

Toros

  • megabanner_1:No existe configuración de publicidad para el slot solicitado
DAVID DE MIRANDA EN 'EL ALBERO'

“Uno está mentalizado para la cornada, pero no para estas lesiones”

David de Miranda explicó en El Albero la recuperación de la grave lesión cervical que sufrió en Toro.

 El diestro onubense explica la recuperación de su lesión cervical. (Foto: Arizmendi)

Tags

Tres meses. Ese es el tiempo que David de Miranda lleva de lucha contra la lesión cervical que le produjo un toro de Sánchez Urbina en la plaza zamorana de Toro.

Uno de los percances de más gravedad de la temporada 2017 y que dejó al diestro onubense postrado en el lecho del dolor. Desde entonces, con un collarín en el cuello y un corsé en el tronco, lucha por poder dejar atrás las dolencias y comenzar a entrenar.

David de Miranda atendía esta semana la llamada de El Albero desde el hospital de Sevilla, donde iba a ser sometido a nuevas pruebas médicas.

Me encuentro bien, evolucionando poco a poco aunque con los lógicos contratiempos que van surgiendo. En cuanto al ánimo también estoy bien pese a haber pasado tres meses muy duros de dolores, de dormir mal. Ahora estoy en el último tramo de la recuperación ósea y descartando posibles lesiones medulares”, explicaba el torero en COPE.

“Los médicos me dijeron tras los primeros estudios que no moviese ni los ojos, que mirase siempre a un punto fijo”

De Miranda reconocía que se había encontrado con una situación “de mucha dureza, de mucho tiempo en la cama, sin fuerza y con calambres por todo el cuerpo. Uno está mentalizado para la cornada, pero no para este tipo de lesiones”.

Sobre el instante del percance en Toro, el torero de Trigueros recordaba que “me di cuenta cuando caí al suelo de la gravedad porque mi cuerpo no reaccionaba. La mente sí y sabía que llevaba algo gordo. Después fui perdiendo la consciencia”.

 “Mi intención es hacer campo lo antes posible. Ahora no puedo coger fuerza y estoy muy limitado físicamente. Tendré que fortalecer el cuello y ya después podré empezar a hacer esfuerzos”, relató el diestro.

Momentos duros, que para David de Miranda “ayudan para madurar. Forman parte de la realidad de la profesión de la Tauromaquia. Es un peaje que hay que pagar. Pero estoy convencido que me va a hacer madurar y crecer como torero”, concluyó.

Lo más visto