También en directo
Ahora en vídeo
  • megabanner_1:No existe configuración de publicidad para el slot solicitado
ZARAGOZA

Perera se salva del naufragio de Daniel Ruiz con un buen toro de La Palmosilla

Una corrida mansa y muy desigual de hechuras de Daniel Ruiz dejó este viernes sin opciones a la terna de toreros. Perera cortó un trofeo a un remiendo de La Palmosilla.
Miguel Ángel Perera con la oreja que cortó este viernes...
Miguel Ángel Perera con la oreja que cortó este viernes en la plaza de toros de La Misericordia. @InfoMAPerera

Perera se salva del naufragio de Daniel Ruiz con un buen toro de La PalmosillaMiguel Ángel Perera sorteó en primer lugar un parche de La Palmosilla que remendaba el encierro de Daniel Ruiz y que a la postre fue el mejor toro de la tarde. El burraco del hierro gaditano empujó con poder en la primera vara y después se arrancó con alegría a la muleta del extremeño, que le condujo con mando y temple en las primeras series. El animal se lesionó en su mano derecha y aún así siguió embistiendo humillado y con codicia hasta que le duró el fondo. La primera tanda al natural tuvo también gran dimensión. Después el toro se fue apagando y saliendo más desentendido de las teleas. Perera enterró entera la espada aunque un punto trasera. La oreja cayó por mayoría de pañuelos.El cuarto se comportó como sus feas hechuras. Un toro deslucido, siempre a la defensiva y sin terminar de romper hacia adelante. Perera se puso por ambos pitones pero ahí no había nada que rascar. Lo liquidó de una estocada entera.Se lesionó en los primeros compases de la lidia el primer toro de Daniel Ruiz del lote de José Garrido. En su lugar saltó un sobrero de La Palmosilla muy simplón de presencia y que se comportó de manera mansa y muy deslucida. El extremeño aplicó firmeza para intentar dominar las huidizas embestidas del toro. Al natural se le quedó en el embroque y le lanzó por los aires, ya en el suelo el derrote del toro fue al bajo vientre. No caló el pitón pero sí dejó KO a Garrido, que volvió a la cara del toro sin chaquetilla y visiblemente pálido por el golpe. Más cerrado en tablas le terminó de exprimir. Dos pinchazos previos a la estocada definitiva redujeron el premio final a una ovación de reconomiento. Se protestó la vareada anatomía del quinto de Daniel Ruiz. Ya con la tarde metida en una cuesta abajo irrefrenable, éste toro fue otro ejemplar manso de solemnidad que cuando se movió lo hizo sin celo ni clase. Garrido estuvo de nuevo muy asentado, robando algún muletazo de mérito incluso. Pero su labor nunca rompió por culpa del astado del hierro albaceteño.Se gustó en el saludo capotero Ginés Marín ante el serio tercero de Daniel. Salió a por todas el joven torero, que se echó de hinojos en el centro del platillo para abrir la faena con una arrucina y después varios naturales todavía de rodillas. El toro en esos primeros compases de la faena mostró clase y humillación en sus viajes, pero después esas cualidades no vinieron acompañadas de mucho fondo de casta y para más inri, se partió la pezuña izquierda mediado el trasteo, por lo que la faena fue de más a menos. Ginés coronó la faena de un soberbio volapié. La petición no alcanzó el suficiente quorum para que asomase el pañuelo blanco del palco presidencia.El sexto también escuchó palmas de desaprobación por su terciada presentación. Hizo albergar alguna esperanza en el inicio de faena cuando Ginés cuajó dos tandas de gran expresión y limpieza al natural. Pero un desarme en el remate de pecho de la segunda y una tanda posterior a derechas enfrió el ambiente. Aunque luego volvió a la zurda, ya nada fue igual. Con la espada volvió a empuñar un cañón para dejar un buen volapié.

FICHA DEL FESTEJO

Zaragoza, viernes 14 de octubre de 2016. 7ª de Feria. Casi tres cuartos de plaza.

Cuatro toros de Daniel Ruiz, muy desiguales de hechuras. Muy bajos de raza, flojos y de escaso juego. Dos toros de La Palmosilla (1º y 2º bis), bien presentado y de buen juego el primero y manso el segundo.

Miguel Ángel Perera, oreja y silencio.

José Garrido, ovación y silencio.

Ginés Marín, vuelta y silencio.