También en directo
Ahora en vídeo
  • megabanner_1:No existe configuración de publicidad para el slot solicitado
MADRID

Iván Vicente vuelve a contar

Oreja de peso para el torero madrileño en Las Ventas con un buen sobrero de Cortijo de la Sierra.

 Vídeo: LAS-VENTAS.COM
  • Sixto Naranjo

Hubo toros en Las Ventas este domingo. Pero los aficionados no olvidan lo ocurrido en esta esperpéntica semana y sigue esperando explicaciones. Se ha jugado con fuego. 

La tarde se iba por el sumidero de la indiferencia y todo se enturbiaba aún más cuando el sexto fue devuelto con el tercio de banderillas bien avanzado. El palco de Las Ventas... todo en orden. El sobrero de Cortijo de la Sierra llevaba asomando por los programas de mano desde hace unos meses. Era su día. Como lo fue el de Iván Vicente. Entendió a la perfección el sitio y la distancia que demandaba el toro. Cruzó la línea que otras veces le ha costado cruzar. Y así emergió la mejor versión de este torero. Al natural lo bordó. Ajustado el embroque, dando dimensión y largura a los muletazos. Se gustaba Iván. A derechas también se manchó la taleguilla. Todo con un gusto exquisito. Sobre todo en el final de faena, con un epílogo que estuvo preñado de torería y empaque. La estocada entera pero algo atravesada. Se demoraba la muerte del toro. El descabello cobrado al primer intento elevó la obra a la oreja que paseó Iván. 

Los mejores pasajes de la primera mitad de la tarde también los firmó Iván Vicente con el tercero. Un toro que sé dejó más que sus dos primeros hermanos de camada. Hubo algún natural sobre todo que tuvo trazo y expresión. Pero al toro le faltaron finales y la faena del madrileño no acabó de compactarse.

Uceda Leal brindó al cielo su primera faena. Gregorio Sánchez en el recuerdo y en su paso por la Escuela de Madrid. El de Martín Lorca que abría plaza fue un ejemplar sin raza ni ritmo al que el madrileño apenas pudo hilvanar algún muletazo con continuidad. La espada de Uceda funcionó al segundo intento.

El cuarto fue un torazo. Hondo, cuajado, musculado y serio de pitones. El animal se desplazó mejor por el pitón derecho, por donde Uceda ligó un par de tandas con limpieza y mano baja. Pero la faena nunca rompió. Ni por el toro ni por el torero. Ambos firmaron tablas.

El primero del lote de Ricardo Torres fue un animal al que le costó romper. Sin muchos contratos, el torero aragonés hizo el esfuerzo, intentó abrirle los caminos pero el de Martín Morca fue poco agradecido. Se atascó con la espada. 

El apagón con los aceros llegó con el quinto, un animal sin raza ni clase al que Torres pasó de muleta sin historia y con el que estuvo errático con la espada y el descabello. Sonaron dos avisos. El toro se echó cuando se descontaban los segundos para escuchar el tercero.


FICHA DEL FESTEJO 

Madrid, domingo 25 de junio de 2017. Un cuarto de plaza.

Cinco toros de Martín Lorca, bien presentados, bajos de raza y sin clase en conjunto. Tuvieron nobleza tercero y cuarto, pero les faltó fondo. Un sobrero de Cortijo de la Sierra, noble y enclasado.

Uceda Leal, saludos y saludos.

Ricardo Torres, silencio tras aviso y pitos tras dos avisos.

Iván Vicente, saludos tras aviso y oreja tras aviso.

Indicencias: Tras el paseíllo se guardó un minuto de silencio en memoria del diestro fallecido Gregorio Sánchez.

Lo más visto