También en directo
Ahora en vídeo
  • megabanner_1:No existe configuración de publicidad para el slot solicitado
'LA TARDE' DESDE BARCELONA

“Profesionalmente como guardia civil el 20-S fue el peor día de mi vida”

Paco Lucena fue uno de los agentes acosados durante el registro de la Consejería de Economía de la Generalidad

 
  • authors:lista con un numero insuficiente de elementos

Paco es GRS (Grupo de Reserva y Seguridad de la Guardia Civil) desde hace 10 años y en todo este tiempo nunca había vivido algo parecido al acoso que sufrieron los miembros de la Guardia Civil que acudieron a la intervención de la Consejería de Economía por mandato judicial. 41 registros se llevaron a cabo ese día, 14 detenciones, en lo que se ha considerado por los analistas como el día en el que se aceleró la crisis catalana.

Sin duda, de esas intervenciones la que más ríos de tinta ha derramado es el registro de la Consejería de Economía. Se recuerda como una jornada convulsa al ser asediados y retenidos los agentes que llevaron a cabo el registro, sin recibir la ayuda de los Mossos d'Esquadra, lo que ha llevado a ser acusado de un delito de sedición al Mayor del cuerpo, José Luis Trapero.

Por primera vez ha hablado de lo que ocurrió ese largo día uno de los protagonistas, uno de los agentes de la Guardia Civil que formaba parte del operativo de la investigación. "Íbamos viviendo el presente, no sabíamos como iban a ser las horas siguientes. Nosotros sabíamos que teníamos que hacer nuestro trabajo" dice Paco Lucena que cuenta en 'La Tarde' que "estos registros suelen ser largos, cuando hay informática por medio suelen ser largos, duran más de 20 horas. Sabíamos que en la calle cada vez había más gente, había más cánticos y que el ambiente estaba caliente".

Los guardias civiles se iban enterando de todo, "cantaban,cánticos qué ya te puedes imaginar, no hace falta reproducir" dice el GRS que a la pregunta de Ángel Expósito de si sintieron miedo, responde que "miedo nunca, estás realizando tu función sabes que estás con la ley en la mano, puedes sentir rabia, impotencia, pero miedo no".

¿Veíais lo que estaban haciendo a los coches? "Lo sabíamos en directo porque había dos agentes en la puerta y nos íbamos relevando cada media hora y lo veíamos en directo. Teníamos una premisa, habíamos llegado por la puerta principal y nos íbamos a ir por la puerta principal con la cabeza bien alta".

Una noche que "fue muy larga, pero intentas pensar en positivo" dice Paco Lucena que sobre la intervención de los Mossos asegura que "hablamos con ellos, había dos patrullas, estaban preocupados no sabían como iba a acabar aquello. Llega la madrugada y por fin Mossos d'Esquadra hacen un cordón en torno a los vehículos, hicimos una revisión y nos pudimos ir porque nos gestionan unos vehículos de paisano y salimos".

Salieron, por fin, los 20 guardias civiles y la secretaria judicial que habían llevado a cabo el registro. Pero aquel día será muy difícil de olvidar para estos agentes, "no habíamos vivido nada parecido, profesionalmente fue el peor día de mi vida".

Han pasado 19 días desde aquel 20-S, 19 días en los que no siguen presentes "la rabia, impotencia e indignación, un día para olvidar".

Lo más visto