También en directo
Ahora en vídeo
  • megabanner_1:No existe configuración de publicidad para el slot solicitado
En 'La Tarde'

Nueva ofensiva diplomática con Rusia

En total 23 países de todo el mundo, incluído España, más la OTAN se han sumado a las medidas impuestas por Reino Unido contra diplomáticos rusos

 

Tags

Hace unos días conocíamos la medida que el gobierno de Theresa May impondría a Rusia, por el envenenamiento al ex agente Serguei Skripal y su hija. La solución que ha tomado Reino Unido ha sido expulsar a todos los diplomáticos del país. A esta medida se han sumado otros países como Estados Unidos, y España. En nuestro país serán dos diplomáticos los que tendrán menos de una semana para abandonar el país. En total 23 países más la OTAN, forman la ofensiva diplomática contra el país que gobierna Vladimir Putin. 

 "En España de 38 diplomáticos, un tercio son de servicio secreto"

En 'La Tarde' hemos hablado con Mira Milosevich, investigadora principal del Real Instituto Elcano, para analizar este nuevo enfrentamiento diplomático: "Esto son métodos similares a los que se aplicaron en la Guerra Fría, pero esa situación es irrepetible. Es una costumbre diplomática". La mitad de los países de la UE han respondido ante estas medidas: "En este caso sorprende la coordinación, casi la mitad de la UE no va a aplicar estas medidas que ha propuesto Reino Unido. Por lo tanto pienso que se trata de una diplomacia que se queda en el nivel simbólico"

De estos diplomáticos que Rusia reparte por el mundo, la mitad son espías, una medida que toman la mayoría de países: "En España de 38 diplomáticos, un tercio son de servicio secreto. La expulsión de dos no va a modificar el trabajo trabajo que ellos realizan. Es una medida más que solo refleja el nivel bajo de las relaciones entre Rusia y países occidentales".

ESCUCHA EL AUDIO COMPLETO | Mila Milosevich en 'La Tarde' 

El caso de Serguei Skripal, ha provocado que otros casos del pasado vieran de nuevo la luz, como el de Alexander Livinenko, pero que Reino Unido decidió dejarlos pasar, ante la situación del momento: "En 2006 el gobierno británico no quería dañar las relaciones entre Rusia y Reino Unido, era un año en el que los oligarcas invertían en la City. Londres decidió no tomar medidas dramáticas". Por primera vez el gobierno sacó ese caso después de la crisis de Ucrania.

Lo más visto