También en directo
Ahora en vídeo
  • megabanner_1:No existe configuración de publicidad para el slot solicitado
En 'La Tarde'

"Mientras nadaba hasta tierra, no sacaba el disgusto de perder el barco"

Jesús Barros, Suso, se salvaba esta semana de un naufragio. El mal estado de la mar provocaba el hundimiento de su pesquero, el Alicates, frente a la costa de Udra.

 
  • authors:lista con un numero insuficiente de elementos

Tags

Tuvo que elegir, el barco o su vida. Después ponerse a nadar, contra corriente y el capricho de las olas, hacia tierra firme y "mientras nadaba hasta tierra no sacaba el disgusto de perder el barco", pese a la tristeza de dejar atrás al Alicates, "estaba convencido de que llegaba a la costa" y no dejó de nadar sin sentir ningún tipo de temor, "no, miedo no pasé".

Jesús, Suso, pesca nécoras, camarones y pulpos, algo que puede hacer cerca del puerto o adentrándose a seis o siete millas, "depende del tiempo y el otro día había mucho viento. A veces, las olas, unas las coges bien y otras las coges mal y las que coges mal te inunda y el barco se carga" cuenta Suso a Expósito que reconoce que cuando COPE se ha puesto en contacto con él, no era la llamada que esperaba, " creí que eran los que van a reflotar mi barco que está balizado y mañana puede que esté en tierra, y luego volveré a echarme a la mar. Lo estoy deseando, lo estoy deseando. Hay que sacar el motor engrasarlo porque ha sido una escabechina".

Suso llegó a tierra lo primero que pidió a los servicios de rescate fue que no le dijeran nada a su mujer, "ella nunca supo nada, a la Policía y Guardia Civil les dije que no llamaran porque esas cosas le ponen muy nerviosa. Regresé de noche a casa con unos zapatos verdes que me dejaron unos señores a los que estoy muy agradecido y un pantalón de chándal que me dejaron, nos vimos en el pasillo de casa y nos abrazamos y le conté lo que pasó y nos echamos a llorar los dos abrazados".

Esa preocupación de su mujer no va a impedir a Suso volver a la mar en el momento en el que el Alicates esté en condiciones de surcar nuevas olas, "hay que darse cuenta de que yo salí, otros por desgracia no tuvieron esa suerte y eso que me he visto muchas veces con el agua al cuello".  

Lo más visto