También en directo
Ahora en vídeo
  • megabanner_1:No existe configuración de publicidad para el slot solicitado
PP COMITÉ (Previsión)

Rajoy anuncia que se va y organiza una rápida transición para su relevo

Mariano Rajoy ha anunciado hoy que dejará la Presidencia del PP y cuatro días después de perder el Gobierno ha dado inicio a una rápida transición que llevará a su partido a elegir un sucesor antes de que acabe julio.

  • Agencia EFE

Mariano Rajoy ha anunciado hoy que dejará la Presidencia del PP y cuatro días después de perder el Gobierno ha dado inicio a una rápida transición que llevará a su partido a elegir un sucesor antes de que acabe julio.

"Es lo mejor para el Partido Popular y para mí, y creo que también para España y lo demás no importa nada", ha afirmado Rajoy para argumentar su decisión en el Comité Ejecutivo Nacional, ante el que también ha prometido que se pondrá "a la orden" del próximo líder del partido.

Un nuevo líder que el PP prevé elegir en poco más de un mes en un congreso extraordinario del partido, que será convocado el lunes de la semana que viene y cuya fecha concreta aún está por ultimar.

Mientras, Rajoy no hará cambios en la estructura orgánica ni en el grupo parlamentario porque entiende que eso lo debe hacer ya su sucesor, y él se limitará a actuar "con la prudencia y el grado de intervención que es debido" que, según ha dado a entender, será el mínimo.

Ha dejado claro que seguirá en el PP, con el carné del partido que lo ha acompañado siempre, y ha rematado su discurso asegurando que estará a las órdenes de lo que diga el nuevo líder.

"Y a la orden es a la orden", ha remarcado en un claro mensaje implícito a su antecesor, José María Aznar, quien siempre ha sido muy crítico con su gestión.

Este ha sido el final de un discurso que Rajoy ha comenzado advirtiendo sobre los riesgos del nuevo Gobierno de Pedro Sánchez.

Ha denunciado el "precedente grave" que se ha producido al tratarse de la primera vez que gobierna alguien que nunca ha ganado unas elecciones y ha señalado que este Gobierno nace con una "debilidad extrema" y con "pésimos compañeros de viaje".

Sobre todo, ha destacado como "inquietante" la fragilidad política del nuevo Gobierno cuando la situación en Cataluña "dista mucho de estar calmada".

Tampoco han faltado las críticas a Ciudadanos, que fue su socio de investidura y ahora, a su juicio, no sabe ni hacer oposición, ya que su victoria en Cataluña no sirvió para "dar batalla al independentismo, sino para dar toda la batalla al PP en Madrid".

A la formación que lidera Albert Rivera, Rajoy le ha reprochado que en su afán de hacer oposición al Gobierno que defendió la unidad de España, solo ha conseguido un nuevo Ejecutivo "aupado por los independentistas". "Paradojas de la vida", ha apostillado.

Pero sobre todo, Rajoy ha dedicado su discurso a poner en valor la labor de su Gobierno y de su partido, al que ha puesto la tarea de trabajar para recuperar "cuanto antes" la Moncloa.

Igualmente se ha defendido de las acusaciones vertidas contra él y los 'populares tras las sentencia del caso Gürtel, que provocó la moción de censura de Sánchez.

"He intentado ser justo, proteger el buen nombre del partido y su trayectoria; he asumido mis errores y los que no eran míos", ha dicho Rajoy, quien pese a los "graves daños" de éste y otros casos ha recalcado que su Gobierno deja "el paquete más completo y exigente de leyes contra la corrupción".

Aparte de defender las políticas y la labor realizada por el PP en el Gobierno, Rajoy ha hecho una reivindicación más personal de su conocida estrategia de "no moverse" ante situaciones como el fin de ETA o el rescate financiero, porque aunque sea "difícil" cree también que es la "más útil".

En este sentido, ha comparado su actitud ante estas circunstancias difíciles con la de Ulises, el héroe a quien Homero "describió atado al mástil de su barco para no sucumbir a los cantos de sirenas".

Cantos que él no ha escuchado en ningún momento de su carrera política, ni cuando le instaron a dimitir tanto desde el PSOE como desde Ciudadanos, entre otros.

Y en este sentido, ha agradecido a su partido que le haya permitido anunciar su renuncia hoy y de esta manera ha destacado la "enorme lealtad" que lo suyos le han guardado "hasta el último día".

Ha tenido además, un agradecimiento "muy especial" a todos sus ministros, así como la vicepresidenta del Gobierno, Soraya Sáenz de Santamaría, y todos los miembros del Comité Ejecutivo del partido, encabezado por la secretaria general, María Dolores de Cospedal.

"Durante casi 40 años me he limitado a cumplir con mi deber donde el partido me pedía que estuviera", ha resaltado Rajoy, para quien ha llegado el momento de "poner punto final a esta etapa" al frente de un partido que debe "seguir avanzando bajo el liderazgo de otra persona".

Liderazgo que ahora tienen que buscar los 'populares', a quienes el partido convocará en poco más de un mes para elegir al sucesor de quien ha sido su presidente durante los últimos catorce años, y que hoy se ha llevado el agradecimiento y las alabanzas de sus principales dirigentes y de todos sus barones regionales.

msl-pamp/fg

(foto) (vídeo) (audio)

Lo más visto