También en directo
Ahora en vídeo

Línea Editorial

  • megabanner_1:No existe configuración de publicidad para el slot solicitado
LÍNEA EDITORIAL

Colombia, paz entre la esperanza y la prudencia

El Gobierno colombiano, presidido por Juan Manuel Santos, y las llamadas FARC, Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia, han firmado este lunes en Cartagena de Indias el Acuerdo final de paz que pone fin a la violencia terrorista presente en el país latinoamericano durante los últimos 52 años, y que ha dejado unos 220.000 muertos y millones de desplazados.La firma del acuerdo, en la que han estado presentes numerosas autoridades, entre ellas el Cardenal Secretario de Estado vaticano, Pietro Parolín, supone el establecimiento de una hoja de ruta para abandonar todas las armas en un plazo de 180 días, en el que serán entregadas a la ONU. Concluye así un período de cuatro años de difíciles negociaciones, iniciadas en La Habana, aunque el pueblo colombiano deberá aprobar o rechazar el acuerdo en referéndum del próximo 2 de octubre. La firma de la paz abre un horizonte de esperanza, pero no se puede obviar que el propio proceso ha dividido al pueblo colombiano. Entre los asuntos más polémicos está la incorporación a la vida civil y política de los miembros de las FARC. Como han subrayado los obispos colombianos, para lograr la paz hay al menos dos fases distintas: el final de la violencia y la construcción de un país sin los elementos que componen el conflicto, que tiene que tener como meta la verdadera reconciliación de una sociedad que no puede cerrar sus numerosas heridas en falso.