También en directo
Ahora en vídeo
  • megabanner_1:No existe configuración de publicidad para el slot solicitado
Premier League | 31ª jornada

'Ibra' rescata un punto en el 94' y el Chelsea gana al City y se acerca al título

Resultados: Burnley, 1 - Stoke, 0; Leicester, 2 - Sunderland, 0; Watford, 2 - West Brom, 0; Manchester United, 1 - Everton, 0; Arsenal, 3 - West Ham, 0; Hull, 4 - Middlesbrough, 2; Southampton, 3 - Crystal Palace, 1; Swansea, 1 - Tottenham, 3; Chelsea, 2 - Manchester City, 1; Liverpool, 2 - Bournemouth.

Ibrahimovic marca de penalti ante el Everton. REUTERS
Ibrahimovic marca de penalti ante el Everton. REUTERS | REUTERS

Este martes arrancó la 31ª jornada en la Premier League en la que lo más destacado fue el empate que sacó el Manchester United, ante el Everton, en el minuto 94 de partido, gracias a un gol de Ibrahimovic desde el punto de penalti.

Antes, el Leicester sigue su efecto 'resurrección' sin Claudio Ranieri, y el vigente campeón de Liga prosigue su escalada tras derrotar 2-0 al West Brom, con goles de Slimani y Vardy. Es su sexta victoria consecutiva.

El Watford se llevó el duelo de la zona media ante el West Brom por 2-0, en un partido donde los locales supieron mantener la ventaja pese a la expulsión, por doble amonestación, de Miguel Britos.

Además, el Burnley ganó por la mínima al Stoke, con gol de George Boyd (1-0).

Un doblete de Eden Hazard acercó este miércoles al Chelsea al título de la Premier League y apeó definitivamente al Manchester City (2-1) de la pelea, que con esta derrota se queda a 14 puntos del líder.

El Chelsea, líder destacado de la liga, se repuso de la mejor forma posible al traspiés del pasado sábado en casa ante el Crystal Palace (1-2) y doblegó a un City que ve como el Arsenal, que hoy goleó al West Ham (3-0), se le acerca en su lucha por la cuarta plaza de la tabla, la última que da acceso a la Liga de Campeones.

Antonio Conte sólo hizo un cambio con respecto a su último once, y dio entrada al central francés Zouma en lugar de Matic, que empezó el duelo desde el banquillo. Azpilicueta regresó al carril derecho, Zouma formó junto a Cahill y David Luiz en el eje de la zaga, y Pedro se situó como extremo en un ataque con Hazard y Diego Costa.

Por su parte, la principal novedad en el equipo de Pep Guardiola fue la presencia del capitán Vincent Kompany -titular en Premier por primera vez desde noviembre-, quien ocupó la plaza de Nicolás Otamendi.

A los 10 minutos golpearon primero los del suroeste de Londres, después de una buena acción por el costado derecho que acabó con el balón en los pies de Hazard. El mediapunta belga soltó un disparo que tocó ligeramente en Kompany y despistó a Caballero, quien pudo hacer bastante más.

El City igualó la contienda al filo de la media hora (m.26) tras un error garrafal de Courtois: el guardameta, en una pésima salida de balón, le regaló el balón a Silva y el disparo de éste lo repelió el portero, pero el rechazo le quedó manso a Agüero, que puso el pie para mandar el balón al fondo de las mallas.

Los de Conte tardaron sólo nueve minutos en responder, después de que Pedro se colase en el área y fuera trastabillado por Kompany. Hazard falló en primera instancia desde los 11 metros, pero el rebote le cayó en los pies y colocó la redonda fácilmente en la red para subir al marcador de Stamford Bridge el definitivo 2-1.

No hubo noticias del City en los segundos 45 minutos ante un férreo Chelsea, en el que tras el descanso ingresó Matic por Zouma -Azpilicueta volvió a la posición de central-.

Pese a que los 'Blues' dispusieron de ocasiones, el electrónico no se volvió a mover y los de Londres se llevaron tres puntos de oro que, a falta de ocho partidos para que termine la liga, los mantienen en lo más alto de la liga, con 7 puntos de diferencia sobre el Tottenham Hotspur, su más inmediato perseguidor. 

Tres goles en los minutos finales del partido le dieron este miércoles una victoria agónica al Tottenham Hotspur sobre el Swansea (1-3) que le mantiene en la pelea por la Premier League.

Dele Alli, en el 88, Son Heung-min, en el 91, y Christian Eriksen, en el 94, anularon el gol inicial de Wayne Routldedge y evitaron la que hubiera sido la sorpresa de la jornada en Inglaterra.

Routdlege, antiguo jugador 'Spur', puso por delante a los rocosos galeses al poco de iniciarse el duelo (m.11). Los del norte de Londres, que abandonaron el 3-4-3 y formaron en el Liberty Stadium con un 4-2-3-1, acusaron las numerosas ausencias y sufrieron en la primera mitad.

No fue hasta los instantes finales del encuentro, cuando todo apuntaba al triunfo local, que el Tottenham se llevó los tres puntos después de una remontada espectacular: Alli, a falta de dos minutos para que se cumpliera el tiempo reglamentario, recogió un rebote en el segundo palo y colocó la redonda en el fondo de la red para dar alas a los suyos.

El coreano Son fue el encargado de darle la vuelta al duelo en el 91 tras aprovechar una magnífica asistencia de Janssen y superar a Fabianski en la salida.

Todavía hubo tiempo para más, ya que Eriksen certificó la victoria en el cuarto minuto del alargue para mantener a los Pochettino en la pelea por el título.

A falta de ocho partidos para que concluya la liga, el Tottenham es segundo en la tabla, con 65 puntos, a siete del líder

Lo más visto