También en directo
Ahora en vídeo
  • megabanner_1:No existe configuración de publicidad para el slot solicitado
PERIODISMO FOTOGRAFÍA (Crónica)

Las miradas de las crónicas que no se leen

Por Estrella Serna,Lucena (Córdoba), 10 jun (EFE).- El periodista cordobés Pablo M. Díez, corresponsal en Asia, cuenta a través de medio centenar de fotografías la crónica de Afganistán, Corea del Norte o China a través de miradas de quienes no tienen cabida en la prensa internacional.,"Como periodista, si tengo que elegir entre entrevistar a un presidente de un Gobierno o a los protagonistas de las imágenes, los prefiero a ellos, a la gente" porque "los valores humanos, la bondad incluso en las

  • Agencia EFE

Por Estrella Serna

El periodista cordobés Pablo M. Díez, corresponsal en Asia, cuenta a través de medio centenar de fotografías la crónica de Afganistán, Corea del Norte o China a través de miradas de quienes no tienen cabida en la prensa internacional.

"Como periodista, si tengo que elegir entre entrevistar a un presidente de un Gobierno o a los protagonistas de las imágenes, los prefiero a ellos, a la gente" porque "los valores humanos, la bondad incluso en las catástrofes, está en ellos", cuenta Díez.

El Ayuntamiento de Lucena (Córdoba) le ha posibilitado la exposición de sus obras en la Casa de los Mora, donde la colección "Asia: mirando al futuro" estará hasta el 16 de septiembre para sensibilizar sobre los valores humanos por medio del contraste de sus imágenes con la realidad que se vive, por ejemplo, en Andalucía.

Detrás de coberturas como los Juegos Olímpicos de Pekín en 2008, el cordobés, afincado desde hace trece años allí, pone el foco en la cotidianeidad de la población que vive en paralelo al desarrollo tecnológico y tiene que rebuscar en la basura a diario y se expone a materiales nocivos como el metano por apenas un euro al día.

Y es que Asia "demasiado desconocido en España" es el "continente de los contrastes", señala el periodista cordobés, que valora "el potencial humano, social y cultural" de la población y su "fortaleza" porque, además, "las catástrofes naturales azotan a menudo la vida de sus gentes".

El terremoto en Indonesia en 2006, el de Sichuan en China en 2008, el tsunami de Japón de 2011, tifones en Filipinas, ciclones en Birmania son algunas de las coberturas que Díez ha realizado para un medio nacional español, intentando estar siempre en primera línea cruzando incluso las fronteras de países como Afganistán o adentrándose en los más férreos sistemas de control de Corea del Norte para poder sacar su objetivo y retener fragmentos de realidad que "necesitamos conocer en Occidente".

En la exposición pueden verse instantáneas de una docena de países, fotografías duras como las de un campo de desplazados en Birmania, donde se encuentra "la sonrisa más pura, más esperanzadora" en una pequeña cuyo futuro es "más que incierto" pero, aún así, "su mirada trasmite tal inocencia que hasta resulta esperanzadora".

También aparece una imagen del Kabul de la caída del régimen talibán de 2002, "con la esperanza de que todo iba a cambiar" que se rompe con otra fotografía tomada en 2009 donde "el pesimismo se había vuelto a instalar" en una población en permanente hostilidad bélica.

Los contrastes de la población ante catástrofes como el tsunami de Japón que en 2011 provocó el accidente nuclear en Fukushima o en países tan hostiles como las dos Coreas "hacen que cuando vuelvas a España valores cada pequeño detalle" porque "ante situaciones dramáticas hay muchísima gente, niños que nunca pierden la sonrisa", mientras que "en Occidente, teniéndolo todo, no llegamos a ese grado de felicidad".

Ha llevado a sus sobrinos pequeños a ver la exposición para "que valoren su día a día", cuenta el corresponsal ante la imagen de unos pequeños de no más de 5 años en fila, con aperos de labranza que sobresalen de sus cabezas "camino al trabajo después de la escuela".

De esta manera, a través de instantáneas de doce países asiáticos, Díez quiere resaltar la esperanza de su población hasta en las más inhumanas de las situaciones, allí donde pocos como los niños son capaces de mirar a la cámara y regalar una sonrisa.

Lo más visto