También en directo
Ahora en vídeo
  • megabanner_1:No existe configuración de publicidad para el slot solicitado

El cero es el todo

El Córdoba volvió a ganar y recuperó sensaciones ante el Levante dejando de nuevo su portería imbatida

Menuda contradicción, aparentemente. El cero es el todo para el Córdoba. Cuando no encaja, gana. De hecho, únicamente ha ganado cuando ha mantenido el marcador visitante en ese guarismo. ¿Qué nos quiere decir? (obviando lo que tiene de Perogrullo el asunto). Pues que cuando tu equipo –en este caso, nuestro equipo- no tiene elementos con peso ofensivo específico (un matador nato, vamos) más vale apretar bien en defensa para conseguir el objetivo. Esto que también podría valer para los restantes 21 equipos de la división ha de recalcarse aquí puesto que nos malacostumbramos el año pasado a goleadas en contra con final feliz. Lo dejó claro Oltra el sábado: “no es sostenible encajar tres goles por partido”. La felicidad, efímera normalmente en el fútbol, lo es aún más ante la inminencia de otra guerra. Santo Domingo les (nos) espera mañana con ganas. Campo tradicionalmente adverso, rival en el que milita ese David Rodríguez que primero rechazó, luego rogó y al final terminó haciéndose el sueco. Goleador, no obstante, de indiscutible valía incluso en puerta propia (dos goles marcó en el marco equivocado frente al Zaragoza). Ante el Alcorcón como luego ante el Nàstic como ante todos los demás, la fórmula parece estar ya meridianamente clara: este Córdoba debe nadar y guardar la ropa con la velocidad con la que aletean los colibríes. O, si me lo permiten, con la que corre Bijimine y piensa Caballero.

Lo más visto