También en directo
Ahora en vídeo
  • megabanner_1:No existe configuración de publicidad para el slot solicitado
Según la Organización Internacional para las Migraciones

Más de un millón de refugiados e inmigrantes ha llegado a Europa en 2015

Debido a los conflictos armados en Afganistán, Irak y Siria, el número de desplazamientos al continente bate récords, como ha anunciado la OIM.
Refugiados en la frontera de Grecia y Macedonia - REUTERS/Yannis...
Refugiados en la frontera de Grecia y Macedonia - REUTERS/Yannis Behrakis

Las llegadas de refugiados e inmigrantes a Europa en 2015 han roto el récord de un millón, un fenómeno atizado por los conflictos armados en prolongados conflictos armados en Afganistán, Irak y Siria, señaló hoy la Organización Internacional para las Migraciones (OIM). La OIM confirmó que la barra del millón de llegadas se superó oficialmente este lunes, con 1.005.554 entradas registradas, de los cuales el 97 % (972.000) lo hicieron por la ruta del Mediterráneo. El organismo ha recordado que en ningún momento de los últimos setenta años Europa se ha visto confrontada a una llegada tan masiva de personas en busca de protección como este año. El precedente más cercano remonta a la Segunda Guerra Mundial y el acelerado ritmo de llegadas supera ampliamente el causado por los conflictos relacionados con la desintegración de la antigua Yugoslavia en los noventa. La Organización Internacional para las Migraciones precisó que del total de llegadas, unos 34.000 refugiados e inmigrantes entraron por vía terrestre desde Turquía, pasando por Bulgaria y Grecia, al tiempo que citó "la persecución, el conflicto y la pobreza" como las causas principales de este éxodo con dirección a Europa. Estos desplazamientos han provocado a su vez la muerte de unas 4.000 personas en naufragios y el número de víctimas no se detiene, indicó en el portavoz de la OIM, Joel Millman. Agregó que con el paso de los meses ha aumentado el número de niños entre las víctimas, un reflejo de que cada vez hay más menores, así como mujeres, en los flujos de refugiados hacia Europa. Las llegadas por el Mediterráneo desde el norte de Africa hasta Italia han caído fuertemente a lo largo de 2015, tras ser por muchos años la ruta más habitual para la migración irregular. Por ese camino han llegado 150.000 personas desde enero y hasta el 21 de diciembre, frente a 170.000 en 2014. La gran mayoría de refugiados -unos 800.000 en lo que va del año- llegan a las islas de Grecia desde Turquía, país donde hay 1,8 millones de refugiados sirios, entre quienes se desvanecen las esperanzas de que un pronto fin de la guerra les permita volver a los lugares donde vivían. Una vez desembarcados en una isla griega, los refugiados intentan llegar al continente y desde Grecia proseguir su periplo hacia Macedonia y Serbia para llegar luego al centro y norte de Europa. La gran mayoría se dirige a Alemania, que únicamente este año ya ha recibido un millón de peticiones de asilo, según han confirmado las autoridades. El sistema de seguimiento de la OIM indica que entre el 9 y el 20 de este mes, el 45 % de los que consiguieron cruzar de Grecia a Macedonia eran hombres adultos, el 22 % mujeres, el 35 % niños que se encontraban con algún adulto, mientras que el 1,5 % eran menores sin compañía. El invierno y las condiciones más peligrosas en el mar no ha reducido de manera significativa las llegadas, como se esperaba, y, únicamente en diciembre, cerca de 68.000 refugiados e inmigrantes han cruzado a Grecia. Una de cada dos personas que ha conseguido cruzar el Mediterráneo proviene de Siria, que junto con los nacionales de Irak y Afganistán son los únicos a los que Macedonia deja pasar, mientras que Europa planea crear un cuerpo europeo de guardias de frontera con el objetivo oficial de mejorar la gestión de la migración. Los afganos, por su parte, constituyen el 20 % de los que han llegado a Europa y los iraquíes el 7 %. El resto de nacionalidades enfrenta desde hace varias semanas dificultades para seguir su camino, por lo que la OIM ofrece oportunidades de retorno al país de origen a los que han sido rechazados en la frontera, dijo Millman. Señaló que "un creciente número de inmigrantes, principalmente de Marruecos, han expresado interés en el retorno en vista de otras alternativas para volver en condiciones seguras". Coincidiendo con este recuerdo de la situación, la ONU anunció hoy que las negociaciones de paz para Siria tendrán lugar en Ginebra, pero lo más probable es que no puedan empezar hasta finales de enero, lo que revela las dificultades relacionadas a la representación que deberá enviar cada una de partes del conflicto. La guerra civil en Siria ha causado más de un cuarto de millón de muertos y obligado a desplazarse, internamente o fuera del país, a casi la mitad de toda la población.