También en directo
Ahora en vídeo
  • megabanner_1:No existe configuración de publicidad para el slot solicitado
SOCIEDAD | En libertad la tercera detenida

Las arrestadas guardaban otra pistola y planos de seguimiento a Carrasco

Monserrat González también confesó ante la Policía que ya había planeado en varias ocasiones matar a la dirigente popular. La policía municipal detenida  por su posible relación con el asesinato ya ha quedado en libertad, aunque imputada, y pasará en breve a disposición judicial, al igual que lo harán, las otras dos arrestadas.

De 

En el registro del domicilio de la hija, Montserrat Triana Martínez González, de 35 años, se han encontrado, además de una pistola y una cantidad de marihuana, planos y documentos que indican que hicieron seguimientos a la víctima y que hubo intentos previos de asesinarla.Precisamente, el arma del crimen, que anoche entregó una policía local en comisaría, un revólver del calibre 38 marca Taurus modelo 32 HR magnum, de fabricación brasileña y con el número de serie borrado, así como la pistola hallada en la vivienda de Montserrat Triana no están registradas y fueron compradas en el mercado negro.El arma con el que se perpetró el asesinato tiene seis cartuchos en el tambor, tres de ellos percutidos y que pueden confirmar que carrasco recibió tres disparos.Al parecer, madre e hija se desplazaron a la zona en coche, que dejaron estacionado, y la supuesta autora material del asesinato se dirigió a la pasarela sobre el río Bernesga de la capital leonesa, disparó por la espalda a Carrasco y la remató, mientras su hija la esperaba en el coche.Juntas se dirigieron hasta un punto concreto y entregaron un bolso con el arma a la policía local Raquel G.R., de 41 años y ya en libertad pero imputada. Se da la circunstancia de que tanto Montserrat Triana Martínez González como la policía tenían sus respectivos vehículos aparcados muy próximos y en su poder sendos tiquets de la zona ORA de aparcamiento con horarios muy parecidos.Los investigadores precisan que esa prueba demuestra que ambas mujeres aparcaron sus coches a escasa distancia y en un intervalo de tiempo muy reducido.Aunque en un principio madre e hija se negaron a declarar, finalmente la primera ha confesado y ha dicho a los agentes que lo hizo por "inquina personal" que se remonta a hace algunos años.Fuentes de la investigación han señalado que la hija trabajaba de interina en la Diputación Provincial y se sacó a concurso una plaza a la que se presentó y ganó otra persona, que no la ocupó, por lo que le correspondería a Montserrat Triana, pero Carrasco la anuló.Además, fuentes de la investigación han precisado que María Montserrat González Fernández planeó el crimen varias veces, pero no pudo perpetrarlo hasta el pasado lunes, según ha reconocido ante los agentes que le toman declaración en la comisaría de León.Fue el pasado lunes, 12 de mayo, poco después de las 17.00 horas, cuando Isabel Carrasco murió tras recibir varios tiros cuando caminaba por una pasarela sobre el río Bernesga, cerca de su casa, en dirección a la sede el PP, para dirigirse a un mitin que se iba a celebrar en Valladolid con la presencia del presidente del Gobierno y del PP, Mariano Rajoy.Poco después fueron detenidas por su supuesta implicación en el crimen María Montserrat González Fernández y su hija Montserrat Triana Martínez González, esposa e hija respectivamente del inspector jefe del Cuerpo Nacional de Policía de Astorga (León), Pablo Antonio Martínez, quien ha sido relevado de su cargo en esta localidad a petición propia.Después de los dos arrestos, las investigaciones se dirigieron a la localización del arma del crimen, mediante el rastreo del río Bernesga y otras zonas, por parte del Grupo de Operaciones Especiales (GEO) de las Fuerzas de Seguridad, y tras descartar que la pistola usada hubiera sido la del inspector de Policía esposo y padre de las detenidas.Finalmente se supo del paradero del arma homicida anoche, cuando una policía local lo entregó en la Comisaría en León y explicó que le había dado el revólver una de las arrestadas dentro de un bolso, según han precisado fuentes de la investigación. Al mismo tiempo la hija de la presunta asesina confesó que le habñía entregado el arma a una policía.La agente local, Raquel G.R., de 41 años, se presentó con un abogado y los policías la arrestaron para aclarar qué grado de implicación puede tener esta mujer en el crimen de Carrasco, tras lo que fue puesta en libertad, a la espera de su declaración en el Juzgado en calidad de imputada.El revólver tiene seis cartuchos en el tambor, tres de ellos percutidos, según figura en el parte policial sobre el arresto de la policía local, al que ha tenido acceso Efe y que incluye que la mujer se personó voluntariamente porque, según dijo, acababa de comprobar que en su vehículo marca Golf tenía un bolso bandolera con un revólver en su interior.Se trata de un arma que, tal y como relató, dejó intencionadamente una de las dos mujeres arrestadas tras el crimen, Montserrat Triana Martínez González, hija de María Montserrat González Fernández.La agente añadió que ella no se había dado cuenta hasta ayer de que el arma estaba en su coche.Las averiguaciones también se centran en la prueba de parafina practicada para analizar los restos de pólvora en las manos de quien ha disparado un arma, una prueba cuyos primeros resultados apuntan a que fue la mujer de 55 años arrestada la que efectuó los disparos.Los registros practicados por los investigadores han desembocado en el hallazgo de una segunda pistola en la casa de la mujer de 35 años detenida.El caso, que está bajo secreto de sumario por decisión judicial, "está bastante esclarecido" tras las indagaciones policiales, según ha asegurado hoy el ministro del Interior, Jorge Fernández Díez, en declaraciones a los periodistas en el Congreso.Ahora se está a la espera de declaren en el Juzgado las dos arrestadas y la agente policía que acudió a Comisaría con el arma homicida.

Lo más visto