También en directo
Ahora en vídeo
  • megabanner_1:No existe configuración de publicidad para el slot solicitado
GUADALAJARA

Iván Fandiño resurge a lo grande en la noche alcarreña

Iván Fandiño cuajó una gran faena al sexto toro de la tarde de este sábado en Guadalajara, al que cortó las dos orejas y le permitió salir a hombros. Castella cortó una oreja.
Iván Fandiño en su salida a hombros este sábado del...
Iván Fandiño en su salida a hombros este sábado del coso de La Cruces de Guadalajara. EFE
  • cope.es
  • cope.es

Llegaba la tarde a su fin, la luna hacía acto de presencia en el cielo alcarreño cuando el ídolo de la tierra, Iván Fandiño, resurgió cual ave fénix ante el mejor toro de una muy pobre corrida de El Ventorrillo, al que toreó extraordinariamente bien, sobre todo al natural. Una gran faena que salvó in extremis la corrida estrella de la Feria de La Antigua.Una labor presidida por la raza del torero de Orduña, que pegó las primeras series por el derecho, conectando rápido con los tendidos, pero fue echarse la franela a la izquierda y surgió la magia que sólo se consigue con la hondura y la verdad, el temple y la apostura, el gobierno y la autoridad en suma.Importante Fandiño, muy rotundo y compacto de principio a fin, y abrochando faena por ajustadas manoletinas, para acabar enterrando su tizona a la segunda en lo alto del animal, al que desorejó entre el clamor de su gente, que le despidió a grito de ¡torero, torero!De hinojos recibió Fandiño a su primero, un toro de indiscutible nobleza y docilidad, aunque muy medido de raza, lo que hizo que se anduviera de un lado para otro pero sin transmitir nada.El vasco inició faena intercalando estatuarios y ayudados para acabar toreando por los dos pitones con limpieza y cierta cadencia, aunque sin poder bajar la mano lo suficiente. Al final el animal acabó rajándose y Fandiño tuvo que encerrarse con él al hilo de las tablas en un laborioso epílogo. El descabello que requirió tras la estocada no fue óbice para la oreja.El cuarto tuvo lo que se dice en la jerga "peligro sordo", un animal que aparentemente le costaba tomar los engaños, aunque lo que realmente hacía era medir mucho al torero y buscar con saña los alamares de las hombreras en los embroques. Fandiño lo intentó a base de exponer y querer mucho, pero acabó echándolo todo a perder con el descabello.Castella sorteó un primer toro de bonitas y armónicas hechuras, con nobleza, aunque su limitada fortaleza hizo que se defendiera y nunca se acabara de entregar en la muleta.El francés lo sobó a media altura en las probaturas de una faena planteada en los medios y con mejor argumento sobre el derecho, y, aunque aquello no llegó a romper del todo por la poca raza que tuvo también el animal, que se movió pero sin decir mucho, Castella anduvo fácil, solvente y muy templado, por encima de las circunstancias, lo que le granjeó la primera oreja de la tarde.El tercero fue más deslucido. Un toro reservón, que embistió a oleadas, muy bruto y sin acabar de pasar. Castella, que mandó parar la música, hizo el esfuerzo pero sin obtener ninguna recompensa por parte de un animal muy desagradable para estar delante.El quinto bis fue un manso que se hizo amo y señor del ruedo en los primeros tercios, campando a sus anchas y haciendo caso omiso a los capotes que se le presentaban. En la muleta tampoco acabó de romper, moviéndose a su aire y sin entregarse en la tela de un Castella que extrajo lo poco que tenía dentro el animal a base de recursos y buena técnica.No hubo ritmo ni continuidad, pero la faena, presidida por la entrega y el buen hacer del francés, tuvo su aquel. Lástima que lo acabara emborronando con el verduguillo.

FICHA DEL FESTEJO

Guadalajara, sábado 12 de septiembre de 2015. 3ª de Feria. Casi lleno.

Toros de El Ventorrillo, el quinto como sobrero, bien presentados y de poco juego en conjunto, a excepción del sexto, el más toreable. Primero y segundo no tuviera raza ni fuerzas; el tercero fue muy reservón, el cuarto desarrolló peligro y el quito fue un manso muy deslucido.

Sebastián Castella, oreja y silencio tras aviso.

Iván Fandiño, oreja, silencio tras aviso y dos orejas.

Lo más visto