También en directo
Ahora en vídeo
  • megabanner_1:No existe configuración de publicidad para el slot solicitado
LÍNEA EDITORIAL

La guerra contra el yihadismo

Desde comienzos de este siglo se viene registrando en el mundo musulmán un auge sin precedentes del islamismo, empeñado en imponer por la fuerza la ley islámica en los países debilitados por sus disensiones internas. Eso ha ocurrido ya en Somalia y viene ocurriendo en Nigeria. Malí se ha convertido ahora en un eslabón más de esta expansión del yihadismo con la participación de las bandas de terroristas desgajadas de los movimientos islámicos que durante una década se alzaron en guerra contra el ejército argelino.   No es extraño que la primera reacción de estas bandas, agrupadas en torno a las franquicias de Al Qaída, haya sido el asalto a un complejo petrolífero del sur del Argelia, de momento el único país musulmán que ha plantado cara a este fenómeno. Un punto crucial es que la falta de una respuesta doctrinal y práctica de las autoridades musulmanas ante un terrorismo que pretende ampararse en las enseñanzas coránicas. Curiosamente, una importante organización islámica, la OCI, se ha decidido ahora a levantar la voz para pedir un inmediato alto el fuego en Malí y la apertura de negociaciones con los ocupantes del norte del país, sin condenar la actividad de los terroristas que han provocado la huida de cientos de miles de malienses aterrorizados por su crueldad. La intervención militar francesa en su antigua colonia africana, enciende una nueva luz roja contra la amenaza que representa el yihadismo, apoyado en la crisis económica y en la decadencia moral y cultural de nuestras democracias.         

Lo más visto