También en directo
Ahora en vídeo
  • megabanner_1:No existe configuración de publicidad para el slot solicitado
Línea Editorial 11/03/2016

No entierren todavía a Ángela Merkel

Ángela Merkel afronta el domingo elecciones en tres Länder, en un momento delicado. Alemania acogió en 2015 a más de un millón de refugiados y parte de la población rechaza lo que ella denomina «cultura de la bienvenida». Pese a todo, los vaticinios catastrofistas son exagerados. La canciller sigue siendo la líder más valorada y la CDU ganará en dos de esos tres estados. No así en Baden Wurtemberg, uno de los más poblados y ricos, donde los Verdes seguirán gobernando gracias a una gestión moderada que ha convencido a un electorado de perfil netamente conservador. El ascenso de la derecha populista es limitado y se debe al cansancio frente a los partidos tradicionales, pero la CDU capea el temporal mucho mejor que los socialdemócratas, que siguen en caída libre. Como les sucede a otros partidos europeos de centroizquierda, el SPD no termina de encontrar su lugar. Merkel, por el contrario, sí ha encontrado el suyo. Si antes podía ser percibida como una líder fría y calculadora, con la crisis de los refugiados ha tenido la valentía de embarcar a su país en una misión con gran carga moral que conecta con las esencias internacionalistas y pacifistas de la República Federal surgida tras las guerra. Era una apuesta arriesgada, pero hasta ahora ha funcionando, para decepción de quienes, dentro de la CDU, afilaban ya los cuchillos pensando en la sucesión.

Lo más visto