También en directo
Ahora en vídeo
  • megabanner_1:No existe configuración de publicidad para el slot solicitado

Editorial, viernes 8 de febrero 2013

No es casualidad que el responsable de Hacienda del Ayuntamiento de Córdoba, haya hablado de “tapaderas” en referencia a todo el asunto que esta semana el también edil cordobés Rafael Gómez, ha denunciado. José María Bellido, que destaca precisamente por una labor callada, bastante ingrata pero eficiente, se ha referido a las tapaderas que anteriores equipos de gobierno hayan colocado en una gestión transparente del Urbanismo. Y no estaría mal, ni mucho menos, que se desatasquen en pos de la verdad, los presuntos chanchullos, los posibles permisos verbales y las supuestas irregularidades que los últimos años han presenciado los cordobeses. Tan preocupada anda la clase política en lavar su imagen que quizá se enrocan demasiado en lo más mediático y escandaloso cuando tienen día a día la oportunidad de dar ejemplo de una gestión transparente y de llevar determinados asuntos hasta sus últimas consecuencias, porque si algo está claro es que no pueden quedar impunes acusaciones como las de Gómez, ni por las formas ni por lo que en ellas denuncia. Si alguien, verbal o gastronómicamente, dio el permiso que no debía, no puede irse de rositas y como siempre, seguir en la representación política y pública. Si a los cordobeses se les ha hecho perder mucho dinero y tiempo con un palacio de congresos que jamás llegó, alguien debería pagar por ello. Porque esa es la manera de hacer mal las cosas que fomentan los lodos que después llegan y padecen una ciudadanía demasiado cansada de cumplir con sus obligaciones exigidas por quienes, desde su atalaya política, abusan del poder, las influencias y una impunidad que no acertamos a comprender. El Ayuntamiento de Córdoba tiene por delante no sólo cobrar como pueda una sanción, sino demostrar a los cordobeses, como ayer apuntaba el señor Bellido, que van a “dar el mismo tratamiento a todos los contribuyentes que estén en esa situación en el Consistorio”.