También en directo
Ahora en vídeo
TOROS | 6ª Feria de Abril

Desánimo, impotencia y bostezos

La pésima tarde de toros se ha saldado con la grave cogida sufrida por David Galván en el último toro. La mansedumbre y la  falta de casta de los toros de Daniel Ruiz y Fuente Ymbro sólo posibilitaron una ovación al debutante gaditano. Joselito Adame y Antonio Nazaré fueron silenciados en sus respectivos lotes.
Momento de la cogida sufrida por David Galván en Sevilla....

De 

La historia de la tarde ha sido una fiel prolongación de la mañana. Un infierno de calor y un infortunio en el ruedo que ha llevado al desánimo a una gente que, impotente, ha aguantado más dos horas y media de bostezos. Inaudito. El día se torció muy de mañana tras el segundo reconocimiento y rechace de los toros de la ganadería anunciada. Al mediodía se completó un encierro con cuatro toros de Daniel Ruiz y dos de Fuente Ymbro. Solución que se convirtió en fiasco para la tarde. Porque no tiene sentido, tras mandar de vuelta al campo cinco de los nueve toros vistos por falta de conformación zootécnica,  dejar para ser lidiado un “novillo” mal criado.  Soltar al ruedo maestrante un toro de las características del primero de Daniel Ruiz no tiene perdón de Dios.  Ni por hechuras ni por trapío es digno de ser lidiado en Sevilla. Un animal  con cuatro años recién cumplido, anovillado y sin remate, es impropio de ser aprobado. Y ahí se torció la tarde, cabreó al público y se tiñó de infortunio.Todo, después, sucedió sin solución de continuidad. El segundo de Daniel Ruiz, que habría de lidiar Nazaré, dio incomprensiblemente tres vueltas de campana quedando lastimado. Fue devuelto. También el cuarto del ganadero albaceteño, correspondiente a Joselito Adame, giró en completa vuelta tras hincar los pitones en la arena y se partió un cuerno. De inmediato vuelta a chiqueros. Y para colmo de males la cogida con cornada seca y grave de David Galván cuando se disponía a matar al último manso de la suelta. Y entre infortunios, mansedumbre y la preocupante falta de casta trascurrió un “espectáculo” para olvidar. Adame lidió al impresentable primero de Daniel Ruiz entre protestas. Ni cuenta le echaron a la disposición del mexicano que acabó su anodino quehacer con una estocada fulminante. Al descastado cuarto de Fuente Ymbro, lidiado como sobrero, le puso ganas a un trasteo que no pasó del querer y no poder. Pinchó y todo quedó en el respetuoso silencio.A  Antonio Nazaré se le fue la feria sin el triunfo querido y necesario. Muy poco pudo hacer con el noble y descastado  sobrero  de Fuente Ymbro. Algún que otro natural con su característico buen estilo y poco más. Y al parado quinto, del mismo hierro ganadero, ni un pase. Una lastima.  Mató bien a éste y se eternizó con el descabello en el segundo.El debutante David Galván buscó un triunfo imposible. Ni siquiera tuvo opción a mostrar su característico valor. Una cogida absurda  cuando iniciaba la última suerte lo mandó a la enfermaría con una cornada en el muslo derecho de quince centímetros.  Antes corrió a destajo por toda la plaza intentando dar pases a un manso de Daniel Ruiz que huía paralelo a las tablas. Sólo algún que otro  trazó dibujó aprovechando el dislocado viaje. Y otro manso rajado, el sexto, éste de Fuente Ymbro. Ya quedó dicho: lo mando al hule. Esto pasó hoy. ¿Y mañana? La corrida anunciada de Garcigrande ya ha sido rechazada. Confesémonos, pues. FICHA DEL FESTEJO Sevilla, martes 6 de mayo de 2014. 6ª de Feria. Menos de media plaza. Dos toros de Daniel Ruiz, muy mal presentado el primero y manso de libro el tercero; y cuatro de Fuente Ymbro, - segundo y cuarto lidiados como sobreros- mansos, descastado y de escasa fuerza. Joselito Adame, silencio, silencio y silencio en el que mató por Galván. Antonio Nazaré, silencio en ambos. David Galván, ovación en el único que mató.

Lo más visto