También en directo
Ahora en vídeo
  • megabanner_1:No existe configuración de publicidad para el slot solicitado
BILBAO

Del Álamo, cuestión de estrategia

El diestro Juan del Álamo cortó la única oreja concedida en la corrida de este lunes de la feria de Bilbao, después de entender y aprovechar al mejor toro de la buena corrida del Puerto de San Lorenzo.
Juan del Álamo en la vuelta al ruedo tras cortar...
Juan del Álamo en la vuelta al ruedo tras cortar la única oreja este lunes en Bilbao. EFE

En la seria y buena corrida que hoy lidió en Bilbao la divisa charra de Puerto de San Lorenzo hubo más toros aprovechables de lo que pareció, por mucho que de entre todos ellos sólo sobresaliera con evidencia la entrega del tercero.Fue este "Malvarroso" el cuatreño más completo del sexteto, sí, pero también el mejor lidiado de los seis, en tanto que el matador, el también salmantino Juan del Álamo, y su cuadrilla fueron quienes más y mejor acertaron con la estrategia aconsejable para este encaste.Desde el principio, el torero y sus subalternos acertaron con el planteamiento de dar sitio y aire a las embestidas del animal, que, como varios de sus hermanos, no mostró demasiadas fuerzas en los primeros compases de la lidia.Fue así, sin forzarle nunca y haciéndole "cómodas" las acometidas, como el toro fue cogiendo confianza y rompiendo a galopar tras la muelta de Del Álamo, que en principio tampoco le forzó la trayectoria de los pases demasiado hacia adentro.El premio y el resultado de tantos aciertos fue que el matador se encontró ante unas abundantes, entregadas y largas embestidas que aprovechó con entrega y desigual intensidad, con la cima de dos tandas redondas y rotundas, una a diestras y otra al natural, en las que realmente se "rompió" trayéndoselas muy embarcadas en la tela.De ahí que, tras una estocada volcándose sobre el morrillo, Juan del Álamo se llevara la única oreja concedida en toda la tarde y que ya no pudo doblar con el sexto, un toro muy voluminoso que perdió fondo a medida que le lastraron los kilos.Pero en la corrida hubo más toros con posibilidades de éxito, como lo fue el quinto, tal vez el más bravo y enrazado de la corrida, como demostró empujando con la cabeza muy abajo el peto del caballo de picar.Muleta en mano, y después de hacerle un vistoso quite por zapopinas, el mexicano Joselito Adame no llegó nunca a asentarse con sus repetidas e incansables embestidas.Y, sin afianzarse en la arena, pocas veces consiguió llevarlo sometido, por lo que fue el animal el que siempre impuso el ritmo y la iniciativa de la pelea.Antes, el diestro mexicano sí que había acertado a asentar, con el mismo buen sentido lidiador que Del Álamo, el buen fondo de un segundo toro de lomo quebrado y sin mucha fuerza en los cuartos traseros, con el que excedió el tiempo lógico de la faena.El lote de Morenito de Aranda pareció, en principio, el menos potable de los tres, pues el primer toro tampoco anduvo sobrado de energías y el cuarto, lastimado en una mano en la suerte de varas, protestó en muchos de los muletazos del burgalés.Aun así, la falta de sutileza en los cites y lo forzado del trazo de los pases de Morenito impidieron que las embestidas fluyeran con la nobleza que ambos animales dejaron intuir cuando les trató con mayor suavidad.

FICHA DEL FESTEJO

Bilbao, lunes 24 de agosto de 2015. 3ª de Feria. Un tercio de plaza.

Seis toros de Puerto de San Lorenzo, el primero lidiado como sobrero al lesionarse el titular, que fue apuntillado en el ruedo. Corrida desigual de volúmenes pero muy bien presentada y con seriedad en las cabezas. En conjunto, casi todos dieron buen juego, por bravura y calidad, mermadas en algún caso por falta de fuerzas en los cuartos traseros. De entre todos, el tercero fue el más completo.

Morenito de Aranda, ovación tras aviso y ovación tras aviso.

Joselito Adame, ovación y silencio.

Juan del Álamo, oreja y silencio.

Lo más visto