También en directo
Ahora en vídeo
  • megabanner_1:No existe configuración de publicidad para el slot solicitado

Cinco historias de amor y un récord inesperado

Todos los días deben ser San Valentín cuando estás enamorado. Estamos de acuerdo. Estas cinco historias reales y un récord inesperado son la prueba de ello. Disfrútalas. 

Paloma de amor. San Valentin
 

1. Óscar y Carolina: la pareja “compatible”

Óscar y Carolina se conocieron cuando él tenía 20 años. Tiempo después se casaron y tuvieron un pequeño al que llamaron Lucas. Cuando Lucas tenía tres años dejó de ver a sus padres durante unos días. Para él “sus papás estaban de viaje”. Lo que el niño no sabía era que sus progenitores no se habían ido tan lejos como el pensaba. Estaban ingresados en el Hospital de la Coruña.

Óscar Duran es Uka, el bajista del grupo "Eladio y los seres queridos". A la misma edad en la que conoció a Carolina le diagnosticaron una insuficiencia renal crónica. El término ya le sonaba porque su padre estaba aquejado de lo mismo. Sabía que con el tiempo su enfermedad le traería complicaciones pero ¿quién piensa tan a futuro cuándo solo tienes 20 años?

Portada del disco Eladio y los seres queridos

Óscar no tuvo tanta suerte. En 2013, con 33 años, los médicos le dijeron que su riñón estaba deteriorado. Y no le quedó más remedio que enfrentarse al problema: “trasplante o diálisis”. Unos años antes su padre pasó por una situación similar. Y encontró la solución en su mujer, que pudo donarle un riñón.

Carolina, la mujer de Óscar, lo tuvo claro también y se sometió a una operación para donar uno de sus riñones a su marido. “Nos hicimos las pruebas y éramos compatibles. La decisión que tomó carolina no fue fácil pero ella sabía que tendría que someterme a diálisis hasta que llegara un donante compatible”.

“Lo hicimos porque había un tanto por ciento muy grande de que todo fuera bien. La mía fue una operación de libro pero a mi padre lo operaron en 24 horas tres veces. Pero estamos los cuatro bien”. Óscar contó su experiencia en 'Mediodia COPE'.

AQUI PUEDES ESCUCHAR LA ENTREVISTA 

2. Sinesio Quiñones y Socorro Negral: la pareja de jubilados de León

El matrimonio se conoció en durante las fiestas del pueblo de Castilfalé (León). Poco depués de la guerra civil. 

La historia de amor que comenzó en Castilfalé, donde nació Socorro, continuó en Zalamillas, el municipio en el que vivía Sinesio. La pareja de 97 años dedicó toda su vida a la agricultura hasta que ambos se jubilaron. En ese momento, decidieron mudarse a la capital leonesa. Tienen tres hijos y querían estar más cerca de la familia. Eran los años 80.

Con sus ahorros se compraron un piso en León, en la zona de la Catedral. El cambio de domicilio no impidió que siguieran haciendo lo que más les gusta: pasear juntos. Salían a andar como hacían antaño, cuando se pegaban largas caminatas hasta el cementerio de Castilfalé para que ella visitara a sus difuntos.

Miguel Loureiro, un vecino que se cruzaba muchos días con la pareja compartió en su cuenta de facebook un dibujo del matrimonio: “Paseando siempre de la mano”. Las muestras de amor mientras paseaban y la cantidad de personas que se paraban para hablar con ellos, le llamaron la atención.

Matrimonio Léon: Sinesio y Socorro

No fue el único.

El paseo de dos jubilados se convirtió en una obra de arte callejera en el pueblo de Ciñera gracias a Sergio Canga

Su nieto, José Ramón Quiñones, estaba muy emocionado cuando repasábamos la historia de sus abuelos en 'Herrera en COPE'. “Me emociona mucho que hayan conseguido transmitir lo mismo a tantas personas de León"

AQUI PUEDES ESCUCHAR LA ENTREVISTA

3. Carmen y Steve: donde hubo fuego....

Carmen Ruiz Pérez estaba pasando una temporada en Devon (Inglaterra) cuando conoció a Steve Smith. Ambos tenían 25 años. Estuvieron cerca de un año juntos hasta que Carmen encontró un trabajo en París se fue allí a trabajar. ¿Crees que perdieron el contacto?

Pues sí. Más tiempo del que Steve pensaba y mucho más del que Carmen podía imaginar.

El británico estaba enamorado de la española. Después de seis años no la había olvidado y decidió escribirle una carta. Steve no sabía cómo encontrar a Carmen así que optó por investigar donde vivía su madre en España y hacerle llegar la misiva por correo postal.

"Espero que estés bien. Te escribo solo para preguntarte si te has casado y si alguna vez todavía piensas en mi. Sería estupendo saber de ti, por favor ponte en contacto si puedes".

Este era el mensaje de Steve que... ¡se coló por detrás de una chimena!.

La madre de Carmen recibió la carta y la colocó en la repisa de la chimenea bien visible. No se sabe cómo pero el sobre se cayó en la parte trasera. De donde no se movió en diez años. Hasta que la familia decidió reformar la chimenea.

Carmen tuvo en su poder la carta cuando cumplió los 42 años. Seguía soltera y quería llamar al teléfono que le había dejado Steve. "Estuve a punto de no llamarle. Agarraba el teléfono y volvía a colgar. Pero sabía que tenía que hacer esa llamada".

Steve, que no quiso extenderse mucho en la carta porque supuso que Carmen ya se habría casado"ya no esperaba una respuesta" después de tantos años. Pero Carmen le llamó. Días después se vieron en París.

10 años sin esta carta

“Fue como en una película. Corrimos por el aeropuerto hasta abrazarnos. Nos volvimos a ver y nos volvimos a enamorar por completo otra vez. A los 30 segundos de habernos visto ya nos estábamos besando”, dijo Steve.

La pareja se casó el 17 de julio de 2009 en Inglaterra "No me había casado y ahora lo he hecho con el hombre a quien siempre amé", ha explicado Carmen. 

4. Maryanne y Tommy Pilling: luchando contra la adversidad

Maryanne y Tommy Pilling, se casaron en 1995.

Al matrimonio no le importó que algunos de sus allegados se opusieran al enlace. Un año y medio de relación les bastó para tener claro que querían pasar juntos toda la vida.

Tommy tenía tantas ganas de pedirle matrimonio a Maryanne que no esperó se acercó a la casa de su novia con un anillo de juguete y pidió su mano a su futura suegra, que días más tarde le acompañó a comprar una joya.

14 años separan a esta pareja que en celebra sus 22 años de casados. Maryanne, que tiene 45 años, y Tommy, con 59, muestran felices su amor en las redes sociales.

5. Jack y Phyllis Potter: Un flechazo en plena segunda guerra mundial.

4 de octubre de 1941. Jack, de 19 años, y Phyllis, de 21, no sabían que ese día cambiaría su vida para siempre.

Ambos asistieron a un baile y surgió el amor nada más verse. Jack daba buena cuenta de ello en su diario “Ha sido una tarde fantástica, he bailado con una chica maravillosa. Espero verla de nuevo”.

Jack estaba loco por esa mujer. Desde el día que la conoció escribía todo lo sentía por ella en su diario. Vivieron en Kent, Inglaterra, durante casi 50 años. Escribió sobre su boda, un año y medio después del primer encuentro, también sobre sus temas de conversación, los paseos que daban o los viajes que hacían. Su historia de amor perduraría en el tiempo.

El diario de Jack

Jack no sabía que ese diario iba a convertirse en la mejor medicina para su mujer. Cuando 70 años después, diagnosticaron a Phyllis demencia, su marido no dudó en seguir demostrándole su amor cada día.

Los cuidados médicos que Phyllis necesitaba obligaron al matrimonio a vivir separados. Pero Jack visita a su mujer todos los días.

El diario de Noah real

En una entrevista al Daily Mail, Jack recordó cómo se conocieron: “Recuerdo como si fuera ayer la primera vez que la conocí. Se acercó a mí y me pidió que bailara con ella. Era una pareja de baile excelente. Pensé que era maravillosa y lo sigo pensando. Definitivamente fue amor a primer vista, todo encajó perfectamente”

Wereblog es testigo de la intensa intensa historia de amor de estos dos ancianos británicos. Fueron ellos, Jack y Phyllis, quienes quisieron compartir su historia. Tan parecida a … “El diario de Noa”- que por cierto, parece que la novela homónima escrita por Nicholas Sparks está basada en la historia de amor de sus suegros).

¡Qué 193 años no son nada! El récord de Rose y Forrest

Rose Pollard y Forrest Lunsway sumaba 193 años cuando se casaron en 2011. Forrest se había quedado viudo por segunda vez y Rose había perdido a su marido después de una larga enfermedad.

Se conocieron a través de unos amigos comunes y aunque vivían a 64 kilómetros de distancia, hacían por verse lo máximo posible. El señor Lunsway puso toda su atención en conquistar a Rose. Durante veinte años, Forrest recorrió esa distancia para ir a ver a Rose y después volvía a casa la misma noche.

En 2003, Forrest y Rose comenzaron a vivir juntos y él le pidió matrimonio. Tenían más de 80 años cada uno. Rose, no se creía la proposición de Forrest y tampoco quería casarse otra vez. Bromeando le dijo: ¡Cuándo cumplas 100 años!

Y ocurrió. Se acercaba el cumpleaños número 100 y Forrest no se olvidó de la petición de matrimonio que le hizo a Rose. Ella finalmente aceptó y se casaron el 19 de marzo, el mismo día del 100 cumpleaños de Forrest.

Un hotel cercano a su lugar de residencia, en Capistrano Beach, les ofreció una habitación con vistas al mar para su luna de miel.

Forrest y Rose el día de su boda a los...
Robin Gray Photography

La pareja compartió sus consejos sobre el matrimonio y la longevidad en una entrevista que concedieron después de casarse.

Forrest recomendó tomar una copa de vino diaria y hacer vida al aire libre. Rose, por su parte, señaló que antes de dar el paso hay que tomarse un tiempo para saber si te gusta todo de la otra persona y si tienes los mismos valores.

El matrimonio, que quería navegar en kayak por Alaska y caminar por las costas de California, batió el récord de los recién casados más antiguos: Harry Corton y Edna Holford de Barnsley (Inglaterra) contrajeron matrimonio cuando sumaban 183 años.

Lo más visto