También en directo
Ahora en vídeo
  • megabanner_1:No existe configuración de publicidad para el slot solicitado
DE RED EN RED EN LA TARDE

¿Buscas trabajo? Cuidado con lo que pones en tus redes sociales, te están vigilando

Demasiada gente piensa que escribir en redes sociales -por el mero hecho de no ser famosos o popular- sigue siendo poco más que predicar en el desierto.

Quién no ha compartido en su muro de Facebook -o ha sido etiquetado- una de esas fotos que te retrata con una copita de más en plena fiesta con amigos. Que levante la mano quien no haya puesto un tuit sin contar hasta diez ‘rajando’ de algo o buscando un desahogo. Un tuit de esos que en la vida real no seríamos capaces de ponerle voz más allá de las cuatro paredes de casa. Hábitos cotidianos sin aparente relevancia…

Demasiada gente piensa que escribir en redes sociales -por el mero hecho de no ser famosos o popular- sigue siendo poco más que predicar en el desierto. Pero estos canales tienen cada vez menos de desierto y sí mucho de ‘Gran Hermano’, ese ojo que todo lo ve. Si aún quedaba alguna duda, esta misma semana Twitter ha anunciado una nueva opción que para muchos ha pasado desapercibida pero que puede traer a más de un tuitero problemas si no ha cuidado su privacidad o aplicado el sentido común al compartir contenidos.

La red de microbloggin ha hecho oficial que abre sus archivos y permite a cualquier usuario buscar todos los tuits que se hayan enviado a la plataforma desde que se inauguró el servicio en 2006. Más de 8 años de una particular hemeroteca que permitirá conocer todo cuanto hemos vertido a la red. Todo. Lo bueno y lo malo. Y es precisamente esto último lo que puede poner en jaque a más de uno. Con sólo teclear en nuestro ordenador twitter.com/search-advanced accedemos a una página de búsqueda avanzada (nombres, fechas, palabras clave, datos, ubicación…) donde es muy fácil escarbar en la ‘vida social’ de cada tuitero. Un almanaque donde queda nuestra huella digital perfectamente reflejada.

Si se pregunta que a quién podría interesarle esto, le vamos contar que a más gente de la que usted cree. Y no son sus amigos. Gente, por ejemplo, que tiene influencia sobre su vida porque suele ser del departamento de Recursos Humanos de su empresa o la persona encargada de realizarle la entrevista de trabajo que usted estaba esperando hace tiempo. Sí, este es uno de los usos más habituales de este tipo de buscadores en redes sociales. Cada vez son más las empresas que ‘vigilan’ los perfiles de sus empleados o futuros empleados.

La obsesión de muchas empresas por controlar a quien contrata y cómo trabajan ha puesto el punto de mira en las redes sociales. Hasta tal punto que ya no es extraño, en España hay jurisprudencia al respecto, despedir a un empleado por un uso inadecuado de las redes sociales. Hablar mal de tu empresa, utilizar Facebook o Twitter en horario laboral, criticar a tus clientes… Los informes sobre el perfil digital del empleado cada vez son más habituales en las mesas de Recursos Humanos. Este mismo año el FC Barcelona, después de haber contratado a un reputado ingeniero informático procedió a su despido apenas unas horas después tras comprobar que en sus redes sociales, concretamente en Twitter, había sido muy crítico con el presidente Sandro Rosell y la junta directiva que ahora le había contratado.

Ejemplos como este hay cada vez más, la pregunta es cómo debemos protegernos de esto. Aunque quizá haya que hacer una reflexión previa para poder controlar nuestra privacidad. Mejor aún, otra pregunta: usted criticaría a su empresa, a sus clientes o sus compañeros delante de una cámara de televisión? No, verdad. Pues piense siempre que vaya a escribir en su Twitter, Facebook, Instagram o cualquier red que usted elija que son medios de comunicación tan potentes o más que la pequeña pantalla.

Dicho esto y siempre con el sentido común por delante le damos algunas  opciones si quiere escribir tranquilo en sus redes sociales, particularmente en Twitter y Facebook:

Twitter: si no quiere que todo el mundo lea sus tuits, entre en su perfil, vaya a configuración, después a Seguridad y Privacidad y en Privacidad de los tweets elija Proteger mis Tweets. A partir de ese momentos sólo los usuarios que usted apruebe podrán ver tus Tweets.

Por supuesto, siempre podrá eliminar los tuits que puedan ser ofensivos o mal interpretados para evitar problemas futuros. Con las nuevas opciones de búsqueda será muy fácil.

Facebook: aquí lo primero es cribar debidamente a quién aceptamos como amigo. Piense que igual un compañero de trabajo no es lo más adecuado. Pero si ya lo has hecho, puede excluirle para que lea sus publicaciones cuando suba un post. Es fácil. Al lado del botón Publicar hay otro donde eliges quién puede verlo. Al clickar despliega un menú con Público, Amigos y Más opciones. Eliges esta última y la pestaña Personalizado. Ahí en ‘No compartir esto con’ introduces el nombre de las personas que no quieres que vean tus comentarios.

Para que sólo tus amigos, los que tu elijas, tengan acceso a lo que tu has publicado puedes ir al candado de la barra superior y allí en ¿Quién puede ver mis publicaciones? lo limitas a tus amigos. Ya no podrá leerte nadie más.

Con todo, hay que tener siempre presente que a través de tus amigos pueden escaparse cosas tuya. Por eso no hay mejor regulador de privacidad que uno mismo. Tú debes decidir qué publicar siempre aplicando el sentido común y calibrando la importancia que tienen las redes sociales.

Lo más visto