También en directo
Ahora en vídeo
  • megabanner_1:No existe configuración de publicidad para el slot solicitado
Línea Editorial 17/03/2016

Asignación Tributaria: libertad social y bien común

Los datos conocidos ayer indican que sigue aumentando el número de españoles que, a través del IRPF, confían en la Iglesia y la apoyan económicamente en su misión evangelizadora y social. La realidad es testaruda, por más que algunos medios intenten retorcerla. Es sólo la decisión personal y libre de los contribuyentes, la que define la capacidad de la Iglesia de seguir realizando su servicio a la sociedad y al bien de cada uno de sus miembros. Los resultados de la asignación tributaria de la Renta 2015 ofrecen un saldo positivo tanto por el incremento en el número de declarantes que han marcado la cruz en la casilla de la Iglesia Católica, como por el incremento de lo recaudado, debido también al aumento de renta general disponible en este ejercicio. Estos datos consolidan la tendencia de los últimos años, que responde a un esfuerzo de transparencia de la Iglesia a la hora de mostrar los efectos positivos que supone destinar libremente una parte de los impuestos al sostenimiento de la Iglesia Católica, sin que ello signifique pagar más ni que se devuelva menos.   Los datos apuntan un incremento de declaraciones a favor de la Iglesia en comunidades autónomas como Madrid, Andalucía, Cataluña y Valencia. Se sostiene así la misión de la Iglesia, que incluye una dimensión social sobresaliente, por ejemplo con el acompañamiento a miles de personas desasistidas o con la formación de millones de personas en virtudes y valores que contribuyen al equilibrio en la sociedad.

Lo más visto