COPE

'La aventura de educar': por qué los estudios de Bachillerato deben exigir esfuerzo, trabajo e inteligencia

En esta última entrega de 'La aventura de educar' en 'TRECE al día', hablamos de la propuesta del Ministerio de Educación para el Bachillerato

Vídeo

Tiempo de lectura: 3'Actualizado 09:54

En esta nueva entrega de 'La aventura de educar' en 'TRECE al día', hablamos de la propuesta del Ministerio de Educación para el Bachillerato. La semana pasada conocíamos las previsiones del Ministerio de Educación para el Bachillerato. El bachillerato prepara a los alumnos para ir a la universidad y no es obligatorio, por lo que no se entiende que se plantee la promoción sin tener todo aprobado y tendrá una repercusión en los futuros profesionales. No hay que tener miedo a un planteamiento en el que el Bachillerato y la universidad sean estudios que exijan esfuerzo, trabajo e inteligencia.

Novedades de la LOMLOE para el bachillerato

Menchu Garralón, directora del Colegio Santísimo Sacramento, explica cómo se organizan cinco itinerarios y 42 asignaturas: “Tendríamos dificultados porque somos un centro pequeño. Pero desde el punto de vista pedagógico es una oportunidad para introducir el trabajo por ámbitos para trabajar con proyectos reales”.

Habría que ir a modelos más actuales que se ajusten a los perfiles que luego se reclaman en el mercado laboral, pero, ¿es esto lo que facilita la Ley’: “En lo pedagógico estoy de acuerdo, pero no estoy de acuerdo con que se metan en temas ideológicos y políticos”.

La situación de las Humanidades en el Bachillerato

Pedro González, profesor del IES Arquitecto Peridis de Leganés apunta que “el borrador del Decreto establece una reducción tanto cualitativa como cuantitativa del peso de las materias humanísticas. Incorpora un importante sesgo ideológico, en 27 ocasiones utiliza la expresión perspectiva de género, una ideología polémica que choca con un modelo educativo plural”.

La situación de la Religión en el Bachillerato

Noemí Rey, profesora del IES Sevilla la Nueva: “La clase de Religión queda como una asignatura que no tiene alternativa por lo que los centros no saben qué hacer con los alumnos que no cursan esta asignatura. Es un caos y tienen que ponerla, organizativamente, a primera hora o a última hora y es un perjuicio para los alumnos de Religión que ven como sus compañeros entran una hora más tarde o salen una hora antes. Es una pena porque esta clase es un momento para estudiar el encuentro de la fe con la cultura, con el arte y la ciencia. Tienen la capacidad y el criterio para entender lo que es la cultura cristiana en nuestro país”.

El origen de la palabra “Bachillerato”

Javier de Hoyo, catedrático de Filología Latina en la UAM, explica el origen de la palabra Bachillerato: “Nos tenemos que remontar al libro I de las Metamorfosis donde se cuentan los amores de Apolo con Dafne. Apolo se burla de Eros, de Cupido, y este se venga lanzándole una flecha de oro que provoca el amor de la persona amada y una flecha de plomo a Dafne que provoca el rechazo de la persona amada. Dafne huye de Apolo hasta el punto de pedirle a su padre que la libren de él y es convertida en el árbol del laurel, que es lo que significa en griego Dafne. Cuando llega Apolo dice que, ya que no la ha podido disfrutar como mujer, te tendré en mi cabeza y se coloca una corona de laurel. Desde entonces, en el Santuario de Delfos, a los que vencían les colocaban una corona de laurel y en la Edad Media, a aquellos que vencen en los estudios universitarios al tribunal que les pregunta, les coronan con laurel que tiene el bruto de vaya que se dice Bacca, y esto es el “baccalaureatus”. El español deriva la palabra en bachiller. Todavía tenemos una etimología muy curiosa y es que aquellos que conseguían el título se les laureaba y a los que no ejercían la profesión se dice que se han dormido en los laureles”.

Nuestros maestros: Santiago Arellano

Santiago Arellano ha sido catedrático de Lengua y Literatura y también fue director General de Educación del Gobierno de Navarra consiguiendo bajar el fracaso escolar a la mitad que a nivel nacional: “Trataba de enseñar a comprender el sentido de la vida. Tenía muy claro que tenía que dedicarme a enseñar a leer y a escribir. Recuerdo la primera vez que entré en una clase y un alumno se acercó y me preguntó cómo quería que me tratase, de usted o de tú, y le dije que eligiera de aquella forma que le permitiese estudiar más… y aquella clase me trató siempre de usted”.

  • Left6:No existe configuración de publicidad para el slot solicitado


Radio en directo COPE
  • item no encontrado

TR3CE En directo

TR3CE

La programación actual no permite su emisión online. Escucha COPE pinchando aquí.

Reproducir