La oración del día: San Policarpo de Esmirna

Este cristiano perteneciente a la primitiva comunidad, fue discípulo del Apóstol San Juan. Su nombre significa el que da mucho fruto.

Tiempo de lectura: 1’

Hoy hacemos memoria de San Policarpo que experimentó lo que supone ser discípulo de Cristo y cargar con la Cruz. Este cristiano perteneciente a la primitiva comunidad, fue discípulo del Apóstol San Juan. Su nombre, procedente del griego, significa el que da mucho fruto.

Nombrado Obispo de Esmirna, tuvo que marchar a Roma para tratar de que el Papa Aniceto unificase la fecha de la Pascua, ya que no había un criterio común entre los cristianos de Europa y Asia a la hora de celebrarla.

Conducido ante el Emperador, éste le quiso animar a que dejase el cristianismo. Pero él se reafirmó en la Fe de Jesucristo cuando el César le obligó a aceptar su condición de verdadero dios. Al ver que nada conseguían, decretaron su condena, quemándole vivo.

Oración

Oh, Señor, Dios de los Ángeles y de los Arcángeles, nuestra resurrección y precio de nuestro pecado,

rector de todo el universo y amparo de los justos:

gracias te doy porque me has tenido por digno de padecer martirio por ti, para que de este modo perciba mi corona

y comience el martirio por Jesucristo en unidad del Espíritu Santo;

y así, acabado hoy mi sacrificio, veas cumplidas tus promesas.

Seas, pues bendito y eternamente glorificado por Jesucristo Pontífice omnipotente y eterno,

y todo os sea dado con él y el Espíritu Santo, por todos los siglos de los siglos.

Amén

Religión