Los diez signos que nos revelan que estamos en Semana Santa

Durante esta semana podemos revivir, a través de las celebraciones que la Iglesia nos ofrece, la Pasión, Muerte y Resurrección de Jesucristo

Tiempo de lectura: 3’

Con la Celebración del Domingo de Ramoshemos entrado oficialmente en la Semana Santa. Durante esta semana podremos revivir, a través de las Celebraciones que la Iglesia nos ofrece la Pasión, Muerte y Resurrección de Jesucristo.

Durante toda esta Semana Santa podremos ver que en las Celebraciones aparecen algunos signos fundamentales, típicos de esta semana tan especial.

En ‘Aleluya’ os queremos recordar 10 símbolos de este tiempo litúrgico fundamental para todos los cristianos. Uno de ellos no es propiamente religioso, pero estamos seguros de que os puede traer muchos buenos recuerdos. Otros, a causa de la pandemia de la covid-19, tendremos que esperar un poco más para revivirlos, pero seguramente están en nuestros corazones.

ctv-9fe-palmas

Óleos y crisma​

El primer signo lo hemos vivido durante la Celebración del Domingo de Ramos. La Santa Misa de ayer la hemos empezado con una procesión, con cantos y ramos o palmas, en homenaje a Jesús, como hicieron los niños y habitantes de Jerusalén. Durante esta semana quizás podremos ver algunos de estos ramos bendecidos en los balcones de nuestras casas.

En la Celebración del Jueves Santo (u otro día cercano antes de la Pascua) en la Catedral, el Obispo acompañado por los sacerdotes y fieles de la diócesis, bendice o consagra los óleos y el crisma que van a ser utilizados en varios sacramentos como el bautismo y el crisma para la confirmación y el orden sacerdotal. Los óleos son de aceite y el crisma es una mezcla de aceite y bálsamo perfumado. Se bendice en la cercanía de la Pascua para indicar que todos los sacramentos proceden de Cristo resucitado.

ctv-5dl-color-rojo-pascua

Los colores litúrgicos y el lavatorio de los pies

Otro gesto que la covid-19 nos ha quitado es el lavatorio de los pies. En la Eucaristía del Jueves Santo, el Papa, los Obispos y sacerdotes imitarían el gesto que hizo Jesús en la Última Cena.

Otro símbolo muy típico de esta semana es el fuego. Durante la Vigilia Pascual nos reuniremos fuera de la Iglesia o en su puerta, en torno a una hoguera de fuego. De ahí se encenderá el Cirio Pascual.

En las Celebraciones Eucarísticas de esta Semana Santa los colores litúrgicos tienen mucho sentido. En Cuaresma, el sacerdote utilizaba el morado, color serio y austero. El Jueves Santo y en la noche de la Vigilia Pascual se utilizará el color blanco, símbolo de la fiesta, de la alegría pascual. El domingo de Ramos y el Viernes Santo se utiliza el color rojo.

ctv-wm5-via-crucis

El Vía Crucis

Viviremos, seguramente de una manera reducida, los Vía Crucis. Las procesiones de Semana Santa transcurren por un recorrido fijo y que, de vez en cuando, se detienen durante unos minutos en algunos lugares. Es una representación del camino que siguió Jesús desde su captura a su sepultura. Cada “parada” recuerda los 14 momentos importantes de este camino según los evangelios.

Otro signo de que estamos en Semana Santa es que desde el V domingo de Cuaresma, los crucifijos y cruces de las Iglesias se cubren hasta el final del Viernes Santo, cuando se celebra la Pasión del Señor. En concreto, hasta el momento en el que el diácono o el sacerdote proclama tres veces, mientras descubre la Cruz: He aquí el leño de la Cruz, en la que estuvo clavado la Salvación del mundo. Dicha ceremonia, y la propia oración, no tendría sentido si la cruz no hubiera estado velada previamente. El resto de las imágenes siguen veladas hasta el comienzo de la Vigilia Pascual.

Torrijas

Torrijas

Tradiciones y recetas

Este año no podremos verlos, pero son mundialmente conocidas las procesiones en las que personas con grandes gorros cónicos recorren las calles, los capirotes. Estos tocados son llamados “capirotes” y tienen su origen en la época en la que la Inquisición obligaba a los condenados a llevar un sombrero similar. A partir del siglo XVII comenzaron a llevarlo por iniciativa propia. Su forma representa el acercamiento del penitente al cielo

Otro símbolo, especialmente en Andalucía, son las saetas. Habrá que esperar un poco más para oír los emocionados cantos al paso de las imágenes.

Y por ultimo, no podíamos no nombrar un sabor de la Cuaresma, muy conocido. En este tiempo hay platos que llegan para llenar nuestras despensas de productos como los garbanzos, las espinacas o los potajes. Pero, hay un dulce muy típico que se come en toda España en la Semana Santa, la torrija. Este postre es uno de los más esperados en la cocina de Cuaresma y Semana Santa. Se pueden preparar con vino, miel o leche. Aunque son algo más laboriosas que otros platos de esta época del año, resultan tan deliciosas que merece la pena prepararlas en casa.

Religión