Tras cinco años de restauración, las túnicas de san Pedro y san Juan podrán verse en el Vaticano

Las dos reliquias, atribuidas a los discípulos de Cristo, podrán verse por el público en el recorrido por los Museos Vaticanos

Tiempo de lectura: 2’

A partir del 23 de mayo se podrán contemplar en los Museos Vaticanos la túnica de san Pedro y la mitra san Juan. Estas reliquias quedaron en el Sancta Sanctorum de Roma durante siglos, un lugar cercano a la iglesia de san Juan de Letrán, en lo alto de la Escalera Santa. El Sancta Sanctorum fue la capilla privada de los Papas, un lugar donde se guardaron reliquias de la vida de Jesús, santos y mártires, como esta sotana y mitra. Gran parte de estas reliquias están bajo el cuidado de los Museos Vaticanos.

En 1903, el año de la llegada de san Pío X al torno papal, se decidió acceder a los baúles que guardaban estas prendas de dos discípulos de Jesús. Las cerraduras tuvieron que pasar por las manos de un herrero y cerrajero para conseguir abrirlas. Cien años después han podido ser restauradas.

ctv-met-restauracion


Se sabía que estaban en la capilla privada de los pontífices. El proceso de restauración comenzó en 2019 y se ha extendido hasta 2024, en total, cinco largos años de trabajo. Estas dos prendas de incalculable valor, podrán mostrarse al público. Tienen 20 siglos de historia. Dentro del Vaticano estarán al lado de la Capilla Sixtina, en la Sala de los Discursos de Pío IX.

En la inauguración estarán presentes la directora de los Museos Vaticanos, Bárbara Jatta. Le acompañaárán expertos restauradores e historiadores. Explicarán el resultado de los trabajos de conservación de las túnicas. Se expondrán por un breve tiempo.

Las dos prendas están hechas de fibras de lana, lino y ortiga,de origen oriental, posiblemente egipcio. Según las pruebas de Carbono 14, la túnica del primer Papa es de la segunda mitad del siglo VI, y primera mitad del siglo VII. La de san Juan dataría de entre finales del siglo I y la segunda mitad del siglo II. Según los estudios de Wolfgang Fritz Volbach, historiador del arte medieval del siglo XX, las dos túnicas son citadas en la biografía de san Gregorio Magno (590-604). La de san Pedro pertenecería originalmente a san Pascual, pero la tradición ha acabado atribuyéndosela al pescador y primer Papa.



Religión