Marie Fredriksson, la cantante de 'Roxette' que se acercó a Dios cuando le detectaron su enfermedad

La intérprete de 'Roxette' ha fallecido este martes tras su larga batalla contra el cáncer cerebral que le detectaron en 2002

Marie Fredriksson, la cantante que se acercó a Dios cuando le detectaron su enfermedad

 

Redacción Religión

Tiempo de lectura: 2'Actualizado 16:29

La cantante de la banda de rock sueca 'Roxette', Marie Fredriksson, ha fallecido a los 61 años de edad tras no superar el tumor cerebral contra el que luchaba desde hacía 17 años. Atrás quedan sesiones de radioterapia, operaciones de riesgo y una destructiva medicación a la que la intérprete hizo frente con esperanza.

Su primera pregunta al verse en la camilla del hospital tras desmayarse en su casa en septeimbre de 2002 fue: "¿Me voy a morir?" Los médicos no eran optimistas, y pronosticaban para ella un año de vida. Un vaticinio que Fredriksson nunca supo, lo que le ayudó a encarar con optimismo la enfermedad durante casi dos décadas.

Su infancia tampoco fue sencilla. A los siete años se enfrentó a la muerte de su hermana mayor. Por ahí se explicaba su fuerza. Durante la enfermedad, su marido Micke y su hijo Óscar fueron su mejor antídoto. Este último le ayudaba a recordar las canciones cuya letra había olvidado como consecuencia del tratamiento.

Pese al cáncer, logró volver a los escenarios en 2007. Lo hizo en solitario con su gira 'Nu!'. Años más tarde, en 2007, el grupo 'Roxette' la banda emprendió una gira mundial para conmemorar su treinta aniversario.

Marie Fredriksson mostró su devoción por Dios

La intérprete sueca declaró públicamente, después de que le detectaran el tumor en el cerebro, su nueva relación con Dios tras años de crisis de fe. Tanto es así que compuso en 2007 una canción en la que manifiesta su reconciliación con Dios.

El tema, llamado 'Hometown' ('Mi primer hogar') formaba parte del álbum editado por su esposo Mikael Bolyos cuyo primer single " When The Lord Is About To Come" ("Cuando el Señor esta por venir") fue la primera canción que dio a conocer un disco que tal vez muchos no imaginaban conocer.



"Solo hay un camino para conocer, y que aunque muchos no lo van a poder entender, tenemos que todos volver a nuestra primera casa, nuestro verdadero hogar, que es Dios nuestro Señor. !Solo Él pudo hacer el milagro de cambiar el agua en vino!", revela la letra.

También en esta canción Marie Fredriksson afirma ese milagro que Jesús hizo en su vida cuando la rescató de la muerte y de las garras del cáncer”.

Lo más