• DIRECTO

    Tiempo de Juego

    Con Paco González, Manolo Lama y Pepe Domingo Castaño

El día en el que un Papa volvió a visitar Reino Unido tras su ruptura con la Iglesia

El Papa Benedicto XVI visitó Reino Unido de manera oficial tras su ruptura con la Iglesia Católica en el siglo XVI

El día en el que un Papa volvió a visitar Reino Unido tras su ruptura con la Iglesia

JONATHAN BRADY

  • item no encontrado

Rodrigo Paz

Tiempo de lectura: 3'Actualizado 09:46

Tal día como hoy, un 16 de septiembre de 2010, se producía la histórica visita del Papa Benedicto XVI a Reino Unido. La visita de Benedicto XVI fue la primera visita oficial de un Papa al país desde que el Rey inglés Enrique VIII rompió las relaciones con Roma cinco siglos antes.

En 1509 el Rey inglés Enrique VIII subió al poder tras la muerte de su padre Enrique VII. Su reinado se podría dividir en dos periodos claramente diferenciados. Una primera etapa caracterizada por su carácter amable, su generosidad y su amor por el pueblo y un segundo periodo a partir de 1534 en el que cambia totalmente su forma de actuar. Etapa en la que se produce el cisma y la ruptura de Inglaterra con la Santa Sede.

Al subir al trono, Enrique VIII contrajo matrimonio con Catalina de Aragón, hija de los Reyes Católicos y viuda de su hermano Arturo. Catalina era su cuñada, y para que ese matrimonio se llevase a cabo fue necesaria la obtención de una bula pontificia, además de probar que la primera boda de Catalina no se había consumado.

Matrimonio con  el que Enrique VIII tan sólo tuvo una hija, María. Inglaterra atravesaba por un momento inestable en el que el Rey consideraba muy necesario perpetuar el futuro con un joven heredero. Un hecho que inquietó a Enrique VIII en gran medida, hasta el punto de afirmar que su matrimonio con Catalina de Aragón estaba maldito.

Las mujeres de Enrique VIII

En medio de toda esta situación, Enrique VIII había centrado su mirada en una noble perteneciente a una familia muy fértil, Ana Bolena. El Monarca inglés harto de que todavía no contaba con un heredero barón decidió apelar a la Santa Sede para anularlo y poder así casarse por segunda vez. Para ello envió a Roma a su canciller, que consiguió que el Papa Clemente VII enviase a Londres al cardenal Campeggio para juzgar el caso.

Finalmente, Enrique VIII no se salió con la suya, pues el cardenal Campeggio no le concedió la nulidad del matrimonio con Catalina de Aragón. No obstante, un clérigo inglés llamado Thomas Cranmer sostenía que no era preciso seguir el procedimiento de divorcio en Roma sino que tan solo bastaba con obtener de algunos teólogos eminentes la certeza de la nulidad de su matrimonio con Catalina de Aragón.

En 1533, Cranmer fue nombrado arzobispo de Canterbury. Año en el que declaró nulo el primer matrimonio de Enrique VIII y en el que casó al Monarca inglés con Ana Bolena, que fue coronada Reina el 1 de junio de 1533. Cranmer fue más allá, declarando que la Iglesia de Inglaterra se encontraba bajo el control de Enrique VIII y no de Roma, un hecho que unido a la excomunión del Rey inglés marcó el fin de Inglaterra como país católico y la ruptura de las relaciones con la Santa Sede. Así se produce el cisma entre la Iglesia Católica y la Anglicana, declarándose el propio Rey como jefe de la iglesia anglicana.

El Rey Enrique VIII se casó hasta seis veces -incluyendo a Catalina de Aragón-. Ana Bolena, la nueva 'esposa' del Rey fue acusada de incesto y decapitada, para poder casarse de nuevo. Su tercera esposa le dio por fin su único hijo varón, pero murió a los quince años de edad por una enfermedad. Su cuarta esposa duró únicamente seis meses, y la iglesia anglicana declaró nulo el matrimonio por 'no haberse consumado'. La quinta esposa de Enrique VIII, Catalina Howard, también fue decapitada en la Torre de Londres tras una nueva nulidad del matrimonio.

El reencuentro

El pasado 16 de septiembre de 2010 fue un día histórico en la relación de la Iglesia Católica con Reino Unido, con la visita oficial del Papa Benedicto XVI a Inglaterra cinco siglos después. Es conveniente recordar que se trató del primer viaje de un Papa a Inglaterra de manera oficial, puesto que en el año 1982, el Papa Juan Pablo II ya había visitado el país británico, aunque sin la invitación de la Reina Isabel II.

El encuentro entre el Papa y la Reina Isabel II de 2010 fue muy cordial y se repitió en abril de 2014 en el Vaticano aunque con diferentes protagonistas, la Reina Isabel II y el actual Papa Francisco.

Lo más