La Virgen de la Almudena, culto y tradición madrileña

La Almudena fue declarada patrona oficial de Madrid por el papa Pablo VI el 1 de junio de 1977

La Virgen de la Almudena, culto y tradición madrileña

 

  • item no encontrado

Redactora COPE

Tiempo de lectura: 3' Actualizado 12:49

Madrid está de fiesta este 9 de noviembre que como casa año rinde homenaje a la Virgen de la Almudena. Una historia y tradición que se remonta a siglos atrás y que nos cuenta nuestro compañero y cronista de la Villa, Ángel del Río

Nos recuerda Del Río que la talla original de la Virgen de la Almudena fue traída a España por el apóstol Santiago, aunque la talla actual es de un estilo gótico tardío de los siglos XV o XVI que se depositó en la iglesia de Santa María.

Cambio de fecha de la celebración de la festividad

Hasta hace no mucho la fiesta se celebraba el 8 de septiembre, pasándola después al 9 de noviembre que es curiosamente la fecha en la que tuvo lugar la procesión y por lo tanto el hallazgo de la Virgen de la Almudena que hoy reposa en la catedral que lleva su nombre. La Catedral de la Almudena tardó más de un siglo en terminar de construirse.

Tradición: El voto de la Villa

En la iglesia de Santa María de la Almudena se celebraba de alguna manera el homenaje anual del Concejo de Madrid a la patrona. En 1438 hubo un voto para agradecer a la Virgen su intercesión de una peste brutal que había sufrido la ciudad de Madrid y parece que hubo un milagro porque la peste cesó absolutamente.

En 1646 el Concejo de Madrid decide tras las inundaciones que sufre la ciudad hacer una rogativa, hacer un voto de confianza y agradecimiento a la Virgen porque han cesado esas inundaciones.

Desde 1646 hasta 1845 se mantiene esa tradición que es que anualmente el Concejo de Madrid renueve el voto de la villa a la Virgen de la Almudena. Pero durante la República y también durante la Guerra Civil se suspendió esa tradición que se recupera otra vez 1939 y que se mantiene actualmente el día de la Almudena con la celebración de la Santa Misa en la Catedral, ahora en la Plaza Mayor si el tiempo lo permite.

Después de la eucaristía, el alcalde de Madrid es el encargado de hacer voto de la Villa en nombre de todo el pueblo de Madrid y el de Concejo del Ayuntamiento agradeciendo a la Virgen de la Almudena que sea su patrona y por lo tanto eso es una renovación continua del voto cada año que sigue manteniendo como una tradición y como una diferencia del pueblo de Madrid a la Virgen a su patrona.

Después de la misa se produce una procesión que va desde la Plaza de la Villa hasta la catedral de la Almudena.

También en los días anteriores a la festividad se hace una ofrenda floral a la Virgen en la catedral.

La búsqueda de la talla de la Almudena por Madrid

Cuando produce la invasión musulmana de Madrid los madrileños quieren proteger la imagen de la Virgen y entonces la esconden en un lugar que nadie desvela.

Una vez conquistado de Madrid por Alfonso VI en 1085 se decide hacer una rogativa para encontrar a la escultura de la Virgen. Para eso se hace una procesión en la que participa también el propio monarca el 9 de noviembre. Esa procesión discurre por las calles madrileñas, aunque también se dice que lo que se quería era de alguna manera implorar a la Virgen o pedirle para que lloviera porque Madrid sufría una gran sequía.

Pero el objetivo de esa procesión era encontrar la escultura de la Virgen y al pasar por la Cuesta de la Vega por el lienzo de la muralla árabe se produce un desprendimiento del lienzo y aparece en una hornacina la imagen de la Virgen de la Almudena con dos velas que fueron las que se pusieron cuando la sepultaron y por lo tanto se estima que hay un milagro porque se han mantenido a lo largo de los tiempos con esas dos velas

Es a partir de ese ese momento cuando se empieza a venerar a la Virgen pero no es declarada patrona de Madrid oficialmente hasta que la proclama Pablo VI el 1 de junio de 1977.

Lo más