Más directos
Programa - La Tarde

La Tarde

Pilar Cisneros y Fernando de Haro

Lunes a viernes de 15h a 19h

En 'La Tarde'

Las aventuras de un corresponsal de guerra contadas en clave de humor

Hablamos en 'La Tarde' con Hernán Zin, autor del libro "Querida guerra mía"

 

  • item no encontrado

Redactor de cope.es

Tiempo de lectura: 2' Actualizado 16:45

Hernán Zin, ha sustituido por unos meses la imagen por la escritura, y el dolor de una guerra con las situaciones más hilarantes. Con esta premisa en menos de un mes fue capaz de escribir "Querida guerra mía: la irónica mirada de un reportero curtido en mil conflictos". Un libro que narra las aventuras de un corresponsal de guerra en clave de humor.

Un humor que en muchos casos es un mecanismo de defensa, como ha comentado Hernán en 'La Tarde': "Cuando llegas a Gaza y cuentas el número de cadáveres que hay, el humor es algo que te protege, es una defensa. La gente que no ha estado en el terreno no entiende que tiene que mantener los sentimientos. La guerra es lo más absurdo de la condición humana". 

"Se pasa un poco de miedo, pero ellos siempre están preocupados. Pero entienden que es una pasión"

Hay veces que el humor y la tragedia se juntan, porque se ven cosas surrealistas como bien cuenta Hernán en su libro: "Es muy terapéutico. Más que reírme de mi mismo fue un mes llorando y riendo al mismo tiempo. La gente de a pie te saca lo mejor. Los palestinos tiene mucho humor negro". En las situaciones más complicadas, en las que la tensión y el miedo se juntan, el humor es la mejor vía de escape, cuando te encuentras lejos de la familia. 

Estos seres a los que queremos y que nos esperan a miles de kilómetros de distancia son los que más sufren: "En el fondo somos muy egoístas, es una forma de vida, un oficio en el que no tenemos en cuenta el precio que pagan los seres a los que queremos. Se pasa un poco de miedo, pero ellos siempre están preocupados. Pero entienden que es una pasión". 

ESCUCHA LA ENTREVISTA COMPLETA | Hernán Zin en 'La Tarde' 

En el libro podemos leer muchas anécdotas graciosas, una de las más llamativas tiene lugar en un aeropuerto: "Estábamos en un pequeño avión de la ONU intentando aterrizar. Pasaba el tiempo y seguíamos dando vueltas alrededor del aeropuerto. Pasados unos minutos, logramos aterrizar en pista. El piloto, un hombre ruso con una cadena de oro y la camisa abierta, se baja del avión y le propina un golpe al del aeropuerto por dejarse otra vez el burro en mitad de la pista".

Con la premisa del humor, Hernán Zin escribió este libro que recopila historias, curiosidades, anécdotas absurdas, con un toque de humor. Un libro en el que te ríes hablando de guerra. 

Etiquetas

Lo más