• DIRECTO

    La Tarde

    Pilar Cisneros y Fernando de Haro

Boletín

Rubén, el niño de 10 años que salvó la vida de un montañero en los Picos de Europa

El niño ha explicado en 'La Noche de COPE' cómo escuchó lo que parecían unos gritos de ayuda que fueron vitales para localizar al montañero

Audio

 

COPE.es

Tiempo de lectura: 2'Actualizado 10:00

Rubén es un pequeño de 10 años que el pasado domingo fue con su familia a los Picos de Europa, en Cabrales, Asturias. Allí, ha vivido una experiencia de la que no va se va olvidar nunca. El niño madrugó para ir a la montaña con los suyos. En un momento de la ruta, a primera hora de la mañana, Rubén se separó un momento de sus padres. Quería hacer unas fotos con su hermana y capturar esas preciosas vistas. De repente, el niño escuchó lo que parecían unos gritos de ayuda. Escuchaba algo así como “¡Hola, Hola!” o “¡Ayudadme!” y en intervalos muy cortos de tiempo.

Así que el pequeño reaccionó rápido. Corriendo, se lo dijo a su padre y le llevó hasta la zona donde oía esos gritos. Padre e hijo estuvieron dando voces pero nadie les respondía, aunque seguían escuchando algo. Llegaron a pensar incluso que se trataba de una grabación al no obtener respuesta. Aún así, los dos decidieron llamar al 112 para avisar de lo que pasaba. Media hora después, llegó un helicóptero con bomberos del Servicio de Emergencias. Los efectivos empezaron a rastrear la zona, por tierra y por aire. Después de 30 minutos, localizaron una especie de señales de luz hechas por una linterna. Las estaba haciendo un hombre, que era sordo. Un holandés de 64 años que había caído en una grieta de difícil acceso y que al perder sus audífonos, no había podido oír como Rubén y su padre trataban de localizarle. Tras sacarle del hueco en el que había caído, le trasladaron al hospital, donde se recupera y donde fueron a visitarle tanto este niño, como su padre. Rubén, con sólo 10 años y sin quererlo, se ha convertido en un héroe.

 

Lo más