COPE

Newsletters
Registrarme

Antonio Herraiz: "La consigna es defender el 'Solo sí es sí' como sea, aunque salgan violadores de la cárcel"

El Ministerio de Igualdad que dirige Irene Montero se ha convertido en el epicentro de la polémica en nuestro país

Antonio Herraiz

Antonio Herraiz

La Mañana de Fin de Semana

Tiempo de lectura: 6'Actualizado 09:58

Audio

Muy buenos días. Bienvenidos a la Mañana del fin de semana de COPE de este último sábado del mes de noviembre que nos deja con pie y medio en diciembre y que nos acerca cada vez más a Navidad. Nos anuncian que viene el frío de verdad para recibir el próximo mes pero de momento el anticiclón que tenemos encima nos regala un día de lo más apacible.

Es una jornada de víspera para España en el mundial. Mañana la selección se enfrenta a Alemania después del exitoso debut contra Costa Rica. Eso será el domingo. Para hoy tenemos un apasionante Argentina México que cobra especial interés después de la derrota de los de Messi en el partido inaugural frente a Arabia Saudí. Eso será a las ocho. Antes tenemos el Francia-Dinamarca en la que los galos pueden certificar su pase a la siguiente fase. Eliminado está ya el anfitrión, Qatar que no ha despertado gran interés entre los suyos.

La pasión de un Mundial, con ese Argentina México y con todo lo demás que vas a poder escuchar a partir de las 11 en Tiempo de Juego, ya sabes que COPE es la radio del Mundial.

En el capítulo de consecuencias de la ley del solo si es sí hay novedades importantes. Y vuelven a evidenciar los agujeros, los socavones de una ley que ha permitido ya la ex carcelación anticipada de una decena de violadores, abusadores sexuales o pederastas.

Están ya en la calle y eso es irreversible. Si ya no vuelven a delinquir no tendrán que volver a la prisión gracias a Irene Montero, Pedro Sánchez, al consejo de ministros al completo, y a todos los diputados que dieron el visto bueno a la ley. Además, al menos 36 delincuentes sexuales han visto reducida su pena gracias también a esta norma y eso les permitirá salir antes de la cárcel, antes de lo que les tocaba atendiendo a su sentencia.

Esto ya sabes que al Gobierno no le gusta que lo contemos porque dice que genera alarma social. Y mientras nos pedía que nos calláramos, tiró de una de las instituciones que controla: la físcalía general del estado. ¿De quién depende la fiscalía? Pues es.

Y lo que dijo el Ministerio público, lo que ordenó el fiscal general, Álvaro García Ortiz, es que, bueno, aunque el mínimo de las penas haya bajado en la nueva ley, que las audiencias se opusieran a esa rebaja. ¿Qué han dicho los tribunales que se han reunido hasta ahora? Que eso no lo pueden hacer. Que la ley es la que es y que cuando se revisen los casos tienen que adoptar la pena más favorable para el reo. Ya se habían opuesto al criterio de la Fiscalía en Zaragoza y ahora lo han hecho también en Madrid, Vizcaya, Málaga o Valladolid.

Es Javier Carranza, presidente de la Audiencia Provincial de Valladolid. Aquí hay que decir que estas reducciones de penas han puesto de acuerdo a jueces de los denominados progresistas y conservadores.

De Asociaciones de toda clase y condición. Desde la mayoritaria Asociación Profesional de la magistratura hasta Juezas y Jueces para la democracia, que habitualmente no suele contestar a las propuestas del Gobierno y que -hay que recordar- tuvo como portavoz a Victoria Rosell, que es la delegada del gobierno para la violencia de género. Una jueza que no quiere que hablemos de las revisiones de condena.

Rosell es una de las subordinadas en el ministerio de Igualdad. Es uno de los cargos de Podemos en el Gobierno, responsable también de una ley que no va a ser modificada. O al menos es una tesis a la que no se ha querido subir Sánchez a pesar de que al principio alguno de sus ministros como María Jesús Montero no lo descartaron. Ahora no. La consigna es que hay que defender como sea la norma aunque salgan violadores de la cárcel antes de tiempo o todo tipo de delincuentes sexuales vean reducida su pena.

En el consejo de ministros hay tres jueces. Una es la responsable de Defensa, Margarita Robles. Otro es el de Interior, Grande Marlaska, que bastante tiene con lo de Melilla, que enseguida te contamos. Y la tercera es la ministra de Justicia, Pilar Llop. Los tres dieron el visto bueno a esta ley pese a las advertencias del consejo general del poder judicial y el consejo de estado. Los tres han soportado sin grandes aspavientos los insultos que compañeros ministros han lanzado contra los jueces.

Ahora se agarran a los jueces del Supremo, que habría que preguntar a la ministra Irene Montero si son tan machistas o tan poco formados como sus compañeros a los que insulta. En todo caso. Todas esas revisiones de pena serán analizadas con toda probabilidad por la sala de lo penal del Tribunal Supremo. El presidente de la sala de lo penal es Manuel Marchena, que fue el encargado de presidir la sala del tribunal que juzgó y condenó a los líderes separatistas. Una sentencia que tiró a la basura el Gobierno con el indulto y ahora con la derogación del delito de sedición.

  • Left6:No existe configuración de publicidad para el slot solicitado

Pero ahora toca agarrarse al Supremo y mientras los violadores salen a la calle, la ministra de Justicia pide calma.

Pregunta para Pilar Llop, que es magistrada y siempre nos la han presentado como experta en violencia de género. ¿Por qué la ministra de Justicia no advirtió a su compañera Irene Montero de las consecuencias que podía tener la nueva ley? ¿Por qué no escuchó a las advertencias del consejo general del poder judicial? Ahora piden calma cuando esos violadores que han salido antes de tiempo ya no van a volver a prisión.

Ese mensaje de que toda la culpa es de jueces machistas no termina de convencer a todas las feministas. Y la prueba está en la manifestación principal de este viernes con motivo del día internacional de la eliminación de la violencia contra la mujer. Se celebró en la Gran Vía de Madrid.

Allí estaban ministra socialistas como Nadia Calviño, Isabel Rodríguez, la portavoz y Reyes Maroto, que ahora la tienen que promocionar desde la Moncloa en su carrera a la alcaldía de Madrid. En esa marcha no estaba la ministra de Igualdad. ¿Por qué? Porque intuía lo que podía pasar, o porque desde su propio gabinete le avisaron de la presencia de un grupo de mujeres que no comulga con extremismos. La pancarta que portaban tenía un mensaje claro: basta ya de leyes misóginas y chapuza.

La ministra de Igualdad evitó escuchar esos gritos y eludió participar en la marcha principal en el centro de Madrid. Se fue a Vallecas, donde allí si pudo controlar a las que le rodearon para que su performance diaria le saliera como habían preparado.

Y mientras la ministra saltaba, gritaba, reía, cantaba... ahí están los datos. 10 violadores, acosadores y pederastas en la calle. Y 36 delincuentes sexuales que saldrán antes de tiempo. Que siga cantando.

Y tratando de desviar la atención aprovechando la poco afortunada intervención de una diputada de Vox en el Congreso, Carla Toscano. Y son desafortunadas porque entre otras cuestiones han conseguido desviar el foco de lo esencial, que es las consecuencias de la ley del solo sí es sí.

En todo caso, en el fondo es una estrategia perfectamente orquestada que en este caso le han puesto en bandeja. Está por ver todavía la primera vez que Irene Montero defiende a Isabel Díaz Ayuso de los insultos que recibe a diario. Le han llamado asesina en una de esas manifestaciones que convoca su gente.

¿Acaso eso no es violencia política? Violencia política y mucho más. Y luego si nos remontamos un poco más atrás pues no terminamos. Desde los escraches a Soraya Sáenz de Santamaría, Cristina Cifuentes o Rita Barberá hasta lo que decía Pablo Iglesias de Ana Botella por llegar a donde llegó.

En ese victimismo, de lágrima fácil, al que se acercan en Podemos, nos han regalado uno de esos vídeos que con tanto esmero realiza el equipo de la ministra de Igualdad. En este caso no hay tarta pero sí un ramo de flores. Que es el que lo que le regalaron a la ministra para apoyarle en trance tan complicado.

Un momento tan emocionante, que seguro que a ti te pone los pelos de punta, que te hace incluso llorar, lo subieron a la red social TikTok para mayor gloria de la ministra.

Pues eso es lo que tenemos, un ministerio que impulsa leyes más que defectuosas chapuceras y que para el año que viene tiene un presupuesto de 573 millones que pagamos entre todos. Que no falte la tarta y las flores.

Y luego está el asunto del asalto a la valla de Melilla del pasado mes de junio. Oficialmente fallecieron 23 personas aunque las ONGs que trabajan en la zona aseguran que fueron más y que llegaron a medio centenar. Tengan por seguro que el dato real no lo vamos a conocer ya nunca.

Es un asunto complejo porque lo que quiere Podemos, junto con Esquerra y especialmente BILDU es cargar contra la actuación de la guardia civil.

No les interesa lo que hizo la policía marroquí, les interesa poco también la versión del ministro Marlaska y lo que quieren es, como suelen hacer, poner en cuestión un dispositivo de las fuerzas y cuerpos de seguridad del estado.

Lo último es que en sede parlamentaria, los portavoces de Interior de los grupos han visto las imágenes. Y desde Ciudadanos o desde el PP ratifican su postura.

El ministro del Interior no dijo la verdad cuando aseguró que no se habían producido muertes en territorio español y, además, se realizaron devoluciones en caliente, que están prohibidas y que fue una crítica permanente del PSOE durante el gobierno de Rajoy.

Es Ana Vázquez, la portavoz de Interior del PP que fue una de las que vio esas imágenes.

Ya digo que esa es la gran cuestión que hay que esclarecer. Si se produjeron muertes en territorio español o no. Si es que sí, el ministro Marlaska mintió. Marlaska sigue defendiendo su versión incial.

Pero la gran pretensión de los de Podemos, Esquerra y Bildu es cargar contra la Guardia Civil y en el caso de los dos primeros no tanto contra el ministro. Y los agentes que trabajan allí, y así lo hemos visto en multitud de ocasiones, conocen bien la agresividad con la que los inmigrantes tratan de saltar la valla. No llegan en son de paz precisamente. Han intentado saltar con barras con pinchos, y les lanzan líquidos de todo tipo. En ocasiones hasta les tiran heces en los ojos.

Está claro que la respuesta tiene que ser proporcionada pero que los buenistas de turno no plateen un salto masivo como si de una atracción de Disney se tratara.

Escucha en directo COPE, la radio de los comunicadores mejor valorados. Si lo deseas puedes bajarte la aplicación de COPE para iOS (iPhone) y Android.

Y recuerda, en COPE encontrarás el mejor análisis sobre la actualidad, las claves de nuestros comunicadores para entender todo lo que te rodea, las mejores historias, el entretenimiento y, sobre todo, aquellos sonidos que no puedes encontrar en ningún otro lado.

Radio en directo COPE
  • item no encontrado

En directo

Directo Herrera en COPE

Herrera en COPE

Con Carlos Herrera

Escuchar